Última hora

Leyendo ahora:

Nuevos vehículos híbridos para limitar la contaminación


Sci-tech

Nuevos vehículos híbridos para limitar la contaminación

La calidad del aire en las zonas urbanas empeora año tras año. Un informe reciente de la ONU ha hecho hincapié en el grave riesgo para la salud de la población y especialmente los niños.

En este contexto, la tecnología puede darnos algunas respuestas. Innovadores e investigadores se han reunido en Tel Aviv, en la cumbre Fuel Choices, para mostrar los últimos avances en transporte y combustibles alternativos.

Se presentó una amplia gama de vehículos innovadores destinados a reducir el costo de producción de energía, motocicletas eléctricas y aviones, motores de hidrógeno y software para conducción autónoma.

Eyal Rosner, presidente de Fuel Choices Initiative explica: “Intentamos ser un catalizador para todo el mundo, para reducir la dependencia del petróleo y en este proceso nos gusta convertir a Israel en un centro de tecnología y para ello contamos con muchas herramientas propias. Tenemos muchos socios en todo el mundo y este es nuestro día, ya sabes, donde nos reunimos todos y tratamos de aprender, tratamos de acelerar todo el proceso para alejarnos del petróleo, del combustible tradicional”.

Ese evento anual atrae a miles de visitantes. Los combustibles alternativos y las soluciónes de movilidad inteligente impulsan tecnologías e industrias. Los investigadores de la Universidad Israelí de Ariel han construido un motor basado en hidrógeno para su uso en un automóvil eléctrico.

Alex Schechter, fundador y responsable del Centro para Sistemas de Energía Híbridos de la Universidad de Ariel asegura: “Hemos desarrollado un sistema que puede generar hidrógeno para un coche eléctrico. Se basa en una reacción química que genera el hidrógeno a demanda de modo que cuando se enciende el coche el hidrógeno comienza a fluir. Cuando fluye, genera electricidad, carga la batería y luego sigue funcionando. Pero la singularidad de este sistema es que el hidrógeno se almacena a alta densidad, a diferencia de una bombona de hidrógeno con alta presión y baja densidad de energía”.

Sodio con agua produciría la misma cantidad de energía que más de dos docenas de kilos de baterías.

Según Schechter: “La cantidad de energía que se almacena en un kilo de ese material equivale a 28 kilos de baterías convencionales para que en lugar de llevar un enorme peso de baterías, pongamos un poco de sal, un poco de agua, dejar que reaccione y generará la misma cantidad de energía, pero habrá que utilizar la célula de combustible acoplada”.

Otro ejemplo de una futura innovación es este avión eléctrico que podría ser el futuro de la aeronáutica, según el director general de Aviation Ltd. La invención es una especie de dron que puede llevar a un número reducido de pasajeros.

Omer Bar Yohay, responsable de Aviation Ltd señaló: “Creemos que queremos ver un nuevo tipo de transporte y pensamos que este transporte será un avión eléctrico. Lo que ven detrás de mí es un modelo de nuestro avión a gran escala. El modelo real podrá llevar seis personas, volará con una autonomía de 1000 kilómetros a más de 400 kilómetros por hora y lo hará a un precio que es comparable a lo que pagaría por un billete de tren, o por usar su propio coche”.

Reducir costos de movilidad y emisiones de combustible son hoy por hoy los principales retos de la industria del transporte.

El objetivo final de esta carrera de innovación es reducir la cantidad de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera y limitar el calentamiento global.

Selección del editor

siguiente artículo

Sci-tech

Descubren el primer fósil del cerebro de un dinosaurio