Última hora

Wall Street abre plano, por las primeras palabras conciliadoras de Trump

Wall Street abre plano el día de la victoria del republicano Donald Trump, pese a que los inversores temían que ganara y en el mercado de futuros durante la madrugada los índices llegaron a bajar un c

Leyendo ahora:

Wall Street abre plano, por las primeras palabras conciliadoras de Trump

Tamaño de texto Aa Aa

Wall Street abre plano el día de la victoria del republicano Donald Trump, pese a que los inversores temían que ganara y en el mercado de futuros durante la madrugada los índices llegaron a bajar un cinco por ciento. El primer discurso conciliador de Trump ha parecido por el momento calmarlos, aunque evidentemente se espera mucha volatilidad en los próximos días y semanas en función de las declaraciones que vaya haciendo el republicando sobre su programa de Gobierno. Que en campaña era proteccionista, de revisión de los tratados comerciales internacionales y, sobre todo, inconcreto.
En los primeros compases de la jornada, el índice Dow Jones ganaba incluso un 0,2 por ciento, mientras que el tecnológico Nasdaq perdía en su caso un 0,2. Las grandes empresas informáticas y digitales, con sede el Silicon Valley californiano, apostaban claramente por Hillary Clinton y el continuismo con una política económica de apertura de fronteras para sus negocios ya que son las ganadoras de la actual mundialización.

De forma paralela, el Ftse de Londres se permitía incluso situarse en positivo a media jornada. El resto de bolsas del continente, que abrieron con fuertes descensos, también viraban a las ganancias tras la apertura en Nueva York. Aunque el Ibex-35 de Madrid seguía dejándose alrededor de un uno y medio por ciento. El titulo más castigado era el BBVA, por su presencia en México y Estados Unidos, con una caída que ha superado el ocho por ciento. Por el mismo motivo, Teléfonica retrocedía de forma importante. En el mercado de cambios, el dólar volvía a recuperarse tras haber estado perdiendo un dos y medio durante la madrugada. En cambio, la moneda mexicana bajaba a mínimos históricos respecto al dólar y superaba la barrera de veinte pesos por cada billete verde. Algo que ocurría al revés con el yen japonés, como moneda refugio. Así como el oro, que se revalorizaba un cuatro por ciento. Por el contrario, el índice Nikkei de Toquio cerró con una caída de más del cinco por ciento. Una de las pocas bolsas ganadoras era el Micex de Moscú, con más del dos. Y, simultáneamente, las agencias de notación Moody’s y Fitch advertían de la alteración en el paisaje económico mundial del comercio, los sistemas de salud y la regulación financiera.