Última hora

Última hora

Francia: Fillon, el candidato "limpio" arrasa en las primarias de los conservadores

Una vez más, en esta ocasión en Francia, los sondeos se han equivocado.

Leyendo ahora:

Francia: Fillon, el candidato "limpio" arrasa en las primarias de los conservadores

Tamaño de texto Aa Aa

Una vez más, en esta ocasión en Francia, los sondeos se han equivocado. Considerado el tercer hombre durante meses, François Fillon ha arrasado en las primarias de los conservadores para las presidenciales de 2017. Su ventaja porcentual le da además muchas posibilidades de ganar en la segunda vuelta.

François Fillon: “Desde hace meses trazo mi camino con calma y seriedad, con un proyecto preciso y potente. Y sin aflojar el paso.”
La candidatura de Fillon gana terreno como contrapunto a la extrema derecha en pleno auge en el país. Pero también como alternativa a la estridencia de Nicolas Sarkozy, de cuyo Gobierno fue primer ministro durante cinco años. Una revancha inesperada para François Fillon que sale de la sombra enterrando políticamente, al menos de momento, al expresidente Sarkozy, quien tras anunciar su retirada, pidió el voto para Fillon en la segunda vuelta.

Nicolas Sarkozy, expresidente de Francia: “Ha llegado el momento de plantearme una vida con más de pasiones privadas y menos pasiones públicas. Buena suerte a Francia, buena suerte, queridos compatriotas.”

Los problemas de Sarkozy con la justicia no han sido ajenos a su derrota. Además de la recomendación de la fiscalía francesa de enviarle a juicio por la presunta financiación ilegal de su campaña presidencial de 2012, también está acusado de recibir financiación ilegal de Gadafi, de sobornos mediante ventas de armas a Pakistán y de otros casos de corrupción y tráfico de influencias.

Pero tampoco Alain Juppé, exprimer ministro, considerado durante mucho tiempo como favorito en todos los sondeos, está limpio de polvo y paja. Dos casos lastran la candidatura del alcalde de Burdeos, uno de ellos, el de los empleos ficticios en la alcaldía de París, le costó un año de inhabilitación y una larga travesía por el desierto antes de volver poco a poco a la escena política.

Sin cuitas judiciales a sus espaldas, Fillon figura como un candidato limpio en un sistema que muchos consideran corrupto y con políticos impunes.
Del duelo entre Fillon, con postulados más conservadores y Juppé, más centrista, saldrá el nombre del probable relevo en el Elíseo.

Si los sondeos no se vuelven a equivocar, la izquierda, extremadamente desunida, tiene muy pocas probabilidades de ganar las presidenciales sea quien sea el representante de Los Republicanos.