Última hora

Última hora

Aumenta la tensión entre la UE y Turquía a la espera del voto sobre la suspensión de las negociaciones de adhesión

El jueves, el Parlamento Europeo vototará sobre si suspende o no las negociaciones de adhesión con Ankara ante el deterioro democrático en el país.

Leyendo ahora:

Aumenta la tensión entre la UE y Turquía a la espera del voto sobre la suspensión de las negociaciones de adhesión

Tamaño de texto Aa Aa

El jueves, el Parlamento Europeo vototará sobre si suspende o no las negociaciones de adhesión con Ankara ante el deterioro democrático en el país. El presidente turco ha dejado clara su posición. Recep Tayyip Erdogan ha dicho que esa propuesta “no tiene ningún valor para él”.

“Si no decimos nada después de todo lo que está pasando con todos esos grupos kurdos bienvenidos en Europa así como simpatizantes del clérigo Gülen, si guardamos silencio, occidente continuará acogiendo a tiranos que tienen las manos manchadas de sangre mientras que tilda a otro que osa criticarles de dictador”, ha dicho Recep Tayyip Erdogan refiriéndose a sí mismo.

La supuesta implicación del movimiento del clérigo Gülen, exiliado en Estados Unidos, en la intentona golpista fue objeto de una pregunta en el Parlamento Europeo el pasado 18 de noviembre. Los parlamentarios del grupo PPE, Jeroen Lenaers y Esther de Lange pidieron una clarificación al vicepresidente de la Comisión sobre una declaración suya a la prensa. Frans Timmersmans hizo referencia a las crecientes evidencias de la implicación del movimiento Gülen en el fallido golpe de estado del pasado verano en Turquía, informaciones basadas en fuentes de la inteligencia estadounidense.

La canciller alemana ha querido hacer una distinción entre los esfuerzos jurídicos para luchar contra amenazas terroristas y la situación actual del Estado de derecho en Turquía. Merkel ha recordado a Erdogan que los tribunales de su país tienen abiertos más de 4 000 juicios contra miembros del PKK, grupo militante kurdo considerado terrorista por la Unión Europea. “Nuestro compromiso para luchar contra el terrorismo, ha dicho hoy Merkel, y condenar el golpe de Estado en Turquía no justifica la privación de la libertad de prensa y el arresto de miles de ciudadanos. Es eso lo que estamos criticando aunque, al mismo tiempo, queremos seguir negociando con Turquía sin dejar de recordarle que están pasando cosas alarmantes que deben ser clarificadas.”

Las protestas de grupos kurdos se multiplican en las capitales europeas a causa de la represión sin precedentes desencadenada en Turquía tras el golpe de Estado del pasado verano. Más de 125 000 personas, principalmente, soldados, jueces, periodistas y académicos, han sido arrestadas desde entonces.