Última hora

El escalador Alain Robert, más conocido como el “spiderman” francés, trepó el viernes a lo más alto de uno de los edificios más altos de Barcelona, la Torre Agbar.

Acostumbrado a realizar este tipo de “hazañas” sin permiso de las autoridades competentes, Robert subió y bajó los 144 metros de altura de la torre en sólo una hora. Lo hizo sin arnés y con poco espacio para posar sus pies en las repisas del inmueble, que tiene 38 pisos. Tras descender, la policía se lo llevó para interrogarle, aunque fue liberado una hora más tarde.

Más No Comment