Última hora

Inesperada dimisión del primer ministro de Nueva Zelanda presionado por su familia

John Key que goza de una importante popularidad hubiera ganado los próximos comicios, según las encuestas, un cuarto mandato que hubiera sido todo un récord en el país, pero que él no ha querido tenta

Leyendo ahora:

Inesperada dimisión del primer ministro de Nueva Zelanda presionado por su familia

Tamaño de texto Aa Aa

John Key que goza de una importante popularidad hubiera ganado los próximos comicios, según las encuestas, un cuarto mandato que hubiera sido todo un récord en el país, pero que él no ha querido tentar puesto que como dijo durante su comparecencia “si uno se mantiene en el poder para batir récord, entonces, uno se queda por razones erróneas”.

Key que lidera también el Partido Nacional de centro derecha puso fin en 2008 a tres legislaturas laboristas. Además el exprimer ministro, quien podría ocupar una posición en una empresa australiana en Auckland, comentó que seguirá como diputado por el escaño de Helensville antes de renunciar en los comicios que deberán celebrarse antes de noviembre del próximo año.

“A través de todos estos años, dijo durante su discurso de renuncia, di todo lo que pude como primer ministro, un puesto que he cuidado con cariño en un país que amo. Un trabajo que me ha llevado a hacer sacrificios hacia aquellos que me quieren, mi familia. Se trata de la decisión más difícil de mi vida y, sinceramente, no sé que voy a hacer ahora pero siento que es la hora de irse lo que dará tiempo para organizar unas primarias antes de las próximas elecciones.”

El caucus del Partido Nacional se reunirá el 12 de diciembre para decidir quién será su líder y todo apunta que a que su sucesor será el actual viceprimer ministro y cartera de Finanzas. Bill English ha sido su mano derecha en la gestión de la crisis financiera de la que Nueva Zelanda supo salir a flote con un crecimiento de más del 3,6% en los dos últimos años.

Key ha tenido que hacer frente, también, a dos seísmos que devastaron una parte del país, uno el mes pasado, y el de Christchurch en 2011.