Última hora

Elecciones en Rumanía: los socialdemócratas podrían volver por la puerta grande

El Partido Socialdemócrata rumano afronta el esprint final de las elecciones legislativas con el viento en popa, pero sin un candidato oficial a la jefatura del…

Leyendo ahora:

Elecciones en Rumanía: los socialdemócratas podrían volver por la puerta grande

Tamaño de texto Aa Aa

El Partido Socialdemócrata rumano afronta el esprint final de las elecciones legislativas con el viento en popa, pero sin un candidato oficial a la jefatura del Gobierno. Sus principales líderes están implicados en casos de corrupción, por lo que la formación, que aspira a un 40% de los votos, ha preferido aparcar este espinoso asunto hasta después de los comicios del domingo.

Las mismas encuestas otorgan la segunda plaza al Partido Liberal Nacional, que obtendría entre el 18% y el 27% de las papeletas.

El tercero en discordia es la Unión para Salvar Rumanía, una formación nueva que nació al calor de las protestas antigubernamentales que sacudieron el país el año pasado.

El primer ministro saliente, el tecnócrata “Dacian Ciolos“http://es.euronews.com/2015/11/17/el-parlamento-rumano-da-su-confianza-al-gobierno-de-dacian-ciolos, cuenta con las simpatías de estas dos últimas formaciones de centroderecha. Juntas suman alrededor del 40% de los votos.

- “Para mí está claro que tenemos que reformar la administración pública porque necesitamos mejorar las prestaciones del Estado al ciudadano, que sean previsibles para quienes trabajan en la administración pública o para quienes podrían estar interesados en hacerlo”, decía Ciolos.

Ciolos ha dirigido el país desde que el socialdemócrata Víctor “Ponta dimitió“http://www.euronews.com/2015/11/04/romania-s-prime-minister-victor-ponta-to-resign-today-following-protests-over forzado por una ola de protestas antigubernamentales sin precedentes en Rumanía. Un “incendio en una discoteca“http://es.euronews.com/2015/10/31/rumania-declara-3-dias-de-luto-nacional-por-las-victimas-del-incendio-de-la sin licencia que dejó más de 60 muertos fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de una población harta de las prácticas corruptas de muchos de sus políticos.