Última hora

Los cristianos del Norte de Irak celebran su primera Navidad tras ser liberados del yugo del grupo Estado Islámico.

En la ciudad de Bartella, al este de Mosul, centenares de personas han asistido a la misa de Nochebuena, por primera vez desde 2013, con una mezcla de “tristeza y felicidad”.

Bartella, hogar de miles de cristianos asirios, se vació en agosto de 2014, cuando cayó en manos del grupo yihadista. Las fuerzas iraquíes la reconquistaron en los primeros días de la ofensiva iniciada en octubre, apoyada por Estados Unidos.

Mientras, en Bagdad, malas noticias para la comunidad cristiana. Hombres armados no identificados atacaron una tienda de licores en un barrio de mayoría cristiana (al-Ghadier), en el este de la capital iraquí, matando a tres personas e hiriendo a otras tres.