Última hora

Leyendo ahora:

Quinta edición del Festival Internacional de Música Barroca de La Valeta


Cult

Quinta edición del Festival Internacional de Música Barroca de La Valeta

Como cada año, profesionales y amantes de este tipo de música se han dado cita en la capital maltesa. Kenneth Zammit Tabona es el director del evento.

Tabona recuerda cuando, hace casi seis años, propuso la celebración de un festival dedicado al Barroco:

“Me dijeron: ¿Barroco? ¿Pero qué es el Barroco? Y yo respondí: Es nuestro ADN, está por todas partes, somos un país barroco, tenemos una capital barroca, nuestras ciudades y nuestras aldeas tienen iglesias barrocas, nuestra arquitectura es barroca. El único problema es que aquí el Barroco nunca se ha llevado al terreno de la música. Hace diez años hablábamos de Bach, Vivaldi y Händel, pero, ¿y el resto?. Estamos en pleno viaje de redescubrimiento”.

La orquesta italiana Concerto de’ Cavalieri, fundada en la ciudad de Pisa, fue la encargada de abrir el festival.

El director, Marcello Di Lisa, explica por qué este tipo de música sigue pareciendo hoy tan moderno:

“La música barroca es, al contrario de la romántica, muy parecida a nuestra sensibilidad de hoy en día porque en el Barroco hay un cambio de estética, se celebra la vida, la grandeza de la vida, se quiere sorprender al público. Y cuando tocamos hoy esta música es como si los sonidos fuesen totalmente contemporáneos”.

La aristocracia, la realeza o el alto clero eran el público habitual de la música barroca pero en el siglo XVIII el guiñol la popularizó en Francia.

El Centro de Música Barroca de Versalles presentó en la capital maltesa una parodia de una ópera del siglo XVII.

“Sí, era como el guiñol de la época porque se reían de los compositores y de sus obras pero también del teatro, de la música y de la vida artística parisina en general. Se reían de todo el mundo en los espectáculos de música barroca. En los siglos XVII y XVIII era tradición que las viejas fuesen interpretadas por hombres, que las mujeres ridículas fuesen interpretadas por hombres. Molière lo hacía mucho en sus obras. En sus piezas, las mujeres mayores eran interpretadas por hombres disfrazados”, explica el actor y director Jeran-Philippe Deserousseaux.

La orquesta “Correspondances”, de la ciudad francesa de Lyon, interpretó en la Concatedral de San Juan el “Te Deum” de Marc Antoine Charpentier.

El director de la orquesta, Sébastien Daucé, explica por qué la música barroca tenía como principal objetivo entretener al público:

“En ese momento se acaban las guerras, se sale de un contexto político y religioso muy complicado. Debemos tener en cuenta que se salía de un escenario totalmente destruído y entonces, se inventa algo, nacen nuevos estilos, nuevas harmonías. La música barroca quería gustar, entretener a la gente. Por eso, cuando la escuchamos hoy, en 2017, nos parece simple, directa. Mucho más que la música romántica en la que los compositores incluían elementos complicados. Como digo, la música barroca era muy directa”.

“Con todos estos fantásticos edificios, La Valeta es el escenario perfecto para presentar la diversidad de la música barroca al gran público”, afirma Wolfgang Spindler, enviado especial de euronews.

Selección del editor

siguiente artículo

Cult

Algunas de las citas culturales europeas más destacadas de los próximos días