Última hora

Leyendo ahora:

Trump, el presidente electo peor valorado en cuatro décadas


internacionales

Trump, el presidente electo peor valorado en cuatro décadas

Que Dondald Trump no deja indiferente a nadie no es ningún secreto. Su popularidad, o la falta de ella, según se mire, se asienta en un movimiento de descontento instalado en las clases trabajadoras estadounidenses que le ha llevado a la Casa Blanca. Unos lo adoran y otros lo detestan. Los sondeos indican que tiene el peor índice de aceptación a un presidente electo de las últimas cuatro décadas.

Los datos que ofrece Gallup:http://www.gallup.com/poll/199352/trump-transition-approval-lower-predecessors.aspx muestran que sólo el 48% los estadounidenses aprueba la manera en la que está manejando la transición. Se trata del peor porcentaje registrado en la historia de la compañía.

Y aunque estos índices sólo se miden desde el primer mandato de Bill Clinton, en 1992, lo cierto es que ninguno de sus predecesores había caído tan bajo en las encuestas.

El presidente saliente Bartack Obama, por ejemplo, obtuvo un 75% de aceptación popular cuando llegó a Washington tras la elección que ganó en 2008. Y sólo el 17% de los votantes que entrevistó Gallup desaprobó su gestión entre la victoria electoral y la toma de posesión.

George Bush, pese a su agria controversia con Al Gore, cosechó un 65% del respaldo popular. Y Bill Clinton, un 67% durante la etapa transitoria que le llevó al despacho oval.

Trump es, por tanto, el primer presidente electo que recibe tanto respaldo como rechazo entre la población. Y todo ello antes de gobernar. Su índice de popularidad en los primeros compases de su carrera política apenas alcanza a igualar la media que Obama ha obtenido tras ocho años dirigiendo a la nación con el desgaste que ello conlleva.

La estrategia de negarlo todo’

Su estrategia es no aceptarlo, algo que ha hecho cada vez que ha tenido que encajar un revés. De hecho, en su cuenta de Twitter acusa a los encuestadores de manipular los sondeos. “Son los mismos que tergiversaron las encuestas electorales”, ha dicho.

Ahora bien, Gallup, no es la única agencia que ha estudiado la popularidad del nuevo presidente. El resto de estudios revelan unos datos que van en la misma línea. El realizado por la Universidad de Quinnipiac rebaja el dato de Gallup hasta el 37%. Una vez más, el índice más bajo cosechado por un presidente electo.

La encuesta llevada a cabo por el Washington Post y ABC News:https://www.washingtonpost.com/politics/poll-trump-draws-low-marks-for-transition-response-to-russian-hacking/2017/01/17/0926302a-dc25-11e6-ad42-f3375f271c9c_story.html?utm_term=.ab8bac7e6f87, indica también que Trump es el presidente menos popular de las últimas cuatro décadas, con un escaso 40% de apoyos entre la población.

Un mal año para las encuestas

El año pasado no fue bueno para las agencias de sondeos. Se equivocaron al predecir el resultado de la carrera presidencial y el desenlace del referendum sobre el Brexit en el Reino Unido. Dos errores de peso en muy poco tiempo que menoscabaron la credibilidad de su trabajo. Sin embargo, en esta ocasión la clave reside en que la encuesta es comparativa. Sea más o menos precisa, lo único que pretende es comparar los datos obtenidos por Trump con los obtenidos en igualdad de condiciones por sus predecesores. Y llegados a ese punto, el futuro presidente estadounidense queda claramente en desventaja.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

internacionales

EE.UU.: Todo lo que necesita saber sobre las investiduras presidenciales