Última hora

Última hora

"Yolocaust", una cruda sátira sobre los turistas y sus selfis en el monumento del Holocausto

Habitante de Berlín, el artista israelí Shahak Shapira, estaba harto de ver los “divertidos” selfis y fotografías desenfadadas que los turistas se hacían en el monumento a las víctimas del Holocausto

Leyendo ahora:

"Yolocaust", una cruda sátira sobre los turistas y sus selfis en el monumento del Holocausto

Tamaño de texto Aa Aa

Habitante de Berlín, el artista israelí Shahak Shapira, estaba harto de ver los “divertidos” selfis y fotografías desenfadadas que los turistas se hacían en el monumento a las víctimas del Holocausto de la capital alemana.

Así que decidió poner el asunto en perspectiva: utilizando el retoque fotográfico, saca a los turistas del contexto del “bosque de columnas” y les pone como telón de fondo crudas imágenes de los campos de exterminio nazi.

El resultado es estremecedor.

“He observado en los últimos años un interesante fenómeno en el monumento al Holocausto: mucha gente lo toma como el fondo para sus fotos en Facebook, Instragram, Tinder oder Grindr”, aseguró Shahak Shapira en su perfil de Facebook al anunciar su proyecto.

Entre las fotografías seleccionadas hay desde malabaristas lanzando bolas rosas al aire hasta una joven en ropa deportiva haciendo el pino contra uno de los bloques de hormigón que representa una tumba judía, pasando por “selfies” en diferentes posturas.

El proyecto no ha tardado en suscitar una importante controversia tanto en los medios alemanes como en las redes sociales, donde en las primeras horas recibía más de 500 comentarios, cerca de 8.000 “me gusta” y era compartido en mas de 3.000 ocasiones.

El nombre de la obra es un juego de palabras entre YOLO (una contracción de sólo se vive una vez, en inglés You Only Live Once, utilizada a menudo en las redes sociales) y holocausto.

Sharipa ha dedicado el proyecto a su “neonazi favorito”, el político de Alternativa para Alemania (AfD) Björn Höcke, que ha generado una gran polémica al calificar de “vergüenza” este mismo emblemático monumento.

El “Monumento a los judíos asesinados en Europa” es obra del neoyorquino Peter Eisenman. Consiste en 2.711 losas de hormigón de diferentes alturas y es una de las visitas turísticas ‘obligatorias de la capital alemana junto a la Puerta de Brandemburgo o los restos del Muro de Berlín.

El propio autor, en 2005, cuando terminó el proyecto, especificó en una entrevista que no lo consideraba un “lugar sagrado”, y que no se podía controlar lo que el público iba a hacer con ell monumento. “Si alguien pinta una eswastika, será el reflejo de un sentimiento, y si la eswastika permanece ahí, será un reflejo de la reacción de las autoridades”.

Algunos internautas han interpelado a Shapira para recordarle la voluntad del autor del memorial.

Shahak Shapira ha respondido que “genial, así no le importará que se manipule con Photoshop”.

El artista ofrece a los turistas que se reconozcan en las fotos y que “se arrepienten de las haber compartido” suprimirlas si envían un email a la dirección undouche.me@yolocaust.de

Fotos: yolocaust.de