Última hora

Leyendo ahora:

Italia: la posible relación entre los terremotos en Amatriche y la avalancha en los Abruzos


Italia

Italia: la posible relación entre los terremotos en Amatriche y la avalancha en los Abruzos

Los primeros equipos de rescate tardaron más de 11 horas en llegar, con enormes dificultades, al hotel Rigopiano. Eran las cuatro de la mañana. tuvieron que recorrer cerca de 8 kilómetros con esquíes, en plena noche y con ventiscas y el riesgo de otras avalanchas.
Cuando consiguieron entrar en lo que quedaba del hotel Rigopiano, vieron que el establecimiento estaba completamente invadido por nieve, troncos de árboles y escombros. Todo bajo un silencio sepulcral.

Según protección civil, el miércoles había 24 personas y 8 miembros del personal. Esperaban la llegada de un quitanieves a las tres de la tarde para poder bajar al valle. Pero llegó demasiado tarde, tras la avalancha.

La violenta arremetida destruyó prácticamente por completo el edificio de tres plantas, y lo arrastró 10 metros. Hacía 50 años que no nevaba así en la región de los Abruzos, con cúmulos de nieve de dos a cinco metros.

El hotel Rigopiano está a 1.200 metros de altitud, al pie de la cadena montañosa del Gran Sasso y a solo 50 kilómetros a vuelo de pájaro de Amatrice, donde el mismo día la tierra tembló cuatro veces, con sacudidas de magnitudes de 5,2 a 5,7. Siguieron 400 réplicas. La zona no está considerada de riesgo de avalanchas, por lo que puede haber una relación entre ambos fenómenos.

Gian Vito Graziano, geólogo:
“El vínculo entre la avalancha y el seísmo están probado, en mi opinión, porque también hubo un deslizamiento de terreno bajo el manto de nieve. Es muy probable que ambos acontecimientos estén relacionados.”

Esta nueva serie de terremotos ha reavivado el trauma que causaron los seísmos más potentes de Amatrice, el 24 de agosto, y el de Norcia el 30 de octubre de 2016.
Y de nuevo, la prevención está en el centro del debate.

Gian Vito Graziano, geólogo:
“¿Por qué en Italia no hay un plan de prevención digno de ese nombre? ¿Por qué no hay nadie capaz de reunir fondos para la reconstrucción y la prevención? Espero que lo consigan en los próximos meses, porque ahora ha sucedido en el centro de Italia, en Amatrice en agosto, pero la próxima vez podría suceder en cualquier otro lugar de Italia.”

De los 292 muertos en aquel seísmo, 231 estaban en Amatrice. El obispo Domenico Pompili afirmó en los funerales que “los terremotos no matan, la obra de los hombres, sí”.