Última hora

Una ley aplaudida por los colonos israelíes y condenada por los palestinos y la comunidad internacional

Los colonos de la Cisjordania ocupada han recibido con entusiasmo la ley que legaliza retroactivamente asentamientos judíos en este territorio.

Leyendo ahora:

Una ley aplaudida por los colonos israelíes y condenada por los palestinos y la comunidad internacional

Tamaño de texto Aa Aa

Los colonos de la Cisjordania ocupada han recibido con entusiasmo la ley que legaliza retroactivamente asentamientos judíos en este territorio. Sin embargo, creen que es demasiado pronto para celebrarlo, ya que grupos de derechos humanos han anunciado que van a apelar ante el Tribunal Supremo.

En opinión de algunos colonos, todo el mundo gana.

“Ambas partes salen beneficiadas. La que posee la tierra, pero no puede ocuparla, recibe una cantidad respetable de dinero y puede construir en otro lugar, y la parte que ya vive allí no tiene que desmantelar el logro de su vida. Es común en muchos lugares del mundo, y tiene sentido. Ahora, la decisión de cómo va a ser, suena como una cosa buena y digna”, ha señalado Tomer Rehovi, vecino de Givat Zeev.

Los palestinos, sin embargo, han condenado la ley y recuerdan que las tierras de Jerusalén Este, Gaza y Cisjordania son para su futuro Estado.
“La legalización de los asentamientos significa que habrá guetos y zonas de ‘apartheid’ para que vivan los palestinos. En otras palabras, algo asfixiante para los palestinos. Estas tierras son tierras palestinas, que según todas las normas internacionales, deben servir para la creación de un futuro Estado palestino”, ha declarado Imad Mukhtafed, vecino de Hebrón.

El pasado diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución en la que declara ilegales los asentamientos israelíes construidos en Jerusalén Este y Cisjordania más allá de sus fronteras de 1967. Para la comunidad internacional constituyen el mayor obstáculo para la paz.