Última hora

Última hora

Redobles de campaña presidencial en Lyon

Tres de los candidatos a las presidenciales francesas: Macron, Mélenchon y Le Pen, se dieron cita en Lyon el fin de semana pasado, en olor de multitud.

Leyendo ahora:

Redobles de campaña presidencial en Lyon

Tamaño de texto Aa Aa

Redobles de campaña presidencial en Lyon

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"como europeo convencido que soy, es reconfortante ver a un candidato a la presidencia defendiendo el proyecto europeo con tanto orgullo y coraje."

Cédric Villani Asistente al mitin de Macron

Lyon, la segunda ciudad gala fue la elegida por tres candidatos a las presidenciales Francesas de abril y mayo.

La Marsellesa resonó con ahinco en tres mitines concomitantes en tiempo y geografía, pese a que la campaña no comienza oficialmente hasta el 30 de marzo.

Emmanuel Macron, que huye de las etiquetas y se presenta por un centro liberal y social a la vez, consiguió reunir según distintas fuentes, a entre 10.000 y 16.000 seguidores en el Palais de Sport de Lyon el sábado 4 de febrero:

.

Los sondeos ponostican que el exministro de economía estará presente en la segunda vuelta y tiene posibilidades de convertirse en presidente.

La lucha contra el terrorismo; la sanidad; el abaratamiento de los impuestos aplicados a las empresas; la ampliación de la cobertura de paro a los autónomos y la identidad europea fueron algunos de los temas abordados.

Cédric Villani, uno de los asistentes al mitin, declaraba a Euronews: “como europeo convencido que soy, es reconfortante ver a un candidato a la presidencia defendiendo el proyecto europeo con tanto orgullo y coraje”.

Por su parte, el candidato de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon estrenó el domingo el don de la ubicuidad política con un discurso presencial real en Lyon y simultaneamente, en Paris, a través de su holograma.

Al grito de “resistencia”, coreado por sus seguidores en Lyon, la prensa gala responde preguntándose si Mélenchon resistirá realmente al envite presidencial, o terminará asociándose con el candidato de los socialistas Benoît Hamon, el más próximo a su programa. Mélenchon advirtió el domingo en Lyon, ante más de diez mil personas, que no habrá convergencia a cualquier precio.

Juliette, una de sus potenciales seguidoras, presente en el mitin, declaraba a Euronews:
“yo no sé todavía si voy a votar por Mélenchon, pero la idea que más me gusta es poner fin a la austeridad económica, porque la política no consiste en una serie de reglas, sino en tomar decisiones”.

En el capítulo diferencias, “lo que cambia con Mélenchon es que no emplea frases grandilocuentes ni grandes discursos, como Macron ayer, sino que habla con la gente explicándo concretamente cuáles son los problemas y qué tipo de soluciones se pueden aportar”, decía Clément, otro de sus seguidores.

La favorita en los sondeos y lider del Frente Nacional, de extrema derecha, Marine Le Pen también caldeó el ambiente en el Palais des Congrès de Lyon el sábado y el domingo. Dos días de mitines en los que el objetivo era presentar una imagen de unidad en un momento en que la derecha está dividida y se enfrenta a la investigación sobre los supuestos empleos ficticios de la esposa de François Fillon, y Benoît Hamon intenta reunir a las filas de la izquierda, profundamente divididas.

Uno de los asistentes al doble mitin del FN declaraba ante nuestras cámaras: “¿Por qué Marine? porque hay que salir del atrolladero en el que estamos. Es la única que puede salvar a Francia. Hemos vivido 70 años de política de derechas y de izquierdas que nos han conducido a la miseria, recibimos la miseria del mundo”, comentaba haciendo referencia a la inmigración. “Todo eso no debería existir. Deberíamos convivir juntos, tranquilamente”, concluía.

“Entre la izquierda del dinero y la derecha del dinero, yo soy la candidata de la Francia del pueblo”, declaraba Marine Le Pen en Lyon.

Apoyándose en los dos pilares de su discurso: nacionalismo y xenofobia, la candidata de la ultraderecha apeló a un electorado más amplio, evocando temas como la preservación del Estado del bienestar, la seguridad y las libertades públicas; prometiendo un Franxit previo referendum, si vence en las presidenciales francesas.