Última hora

Los investigadores esperan que la llegada masiva de ballenas a las costas de Nueva Zelanda haya terminado. La llegada de cetáceos comezó el viernes. Más 300 ballenas murieron y otras 400 pudieron ser rescatadas por voluntarios, que trabajaron sin descanso para poder devolverlas al mar tras quedar varadas.

Más No Comment