Última hora

Leyendo ahora:

Vuelos humanitarios en la República Democrática del Congo


Aid Zone

Vuelos humanitarios en la República Democrática del Congo

La lucha por el control de los recursos naturales y la violencia interétnica en la República Democrática del Congo han generado una de las peores crisis humanitarias de la historia reciente. En un país donde se multiplican las emergencias, acceder a las zonas más recónditas es vital. El problema radica en la falta de infraestructuras que, en muchos casos, están controladas por las milicias.

Echo Flight, es un servicio humanitario aéreo de la Unión Europea. Gracias a él, los trabajadores humanitarios y las ONG pueden asistir a la población. Es el caso de Première Urgence, una ONG internacional. Marianne Theis dirige el programa de nutrición en la provincia de Tanganyika:

“Existen verdaderos problemas de acceso a ciertas áreas geográficas. El servico ECHO nos permite transportar con rapidez el personal y el material, como por ejemplo, los medicamentos y todo lo necesario para llevar a término nuestros proyectos.”

En los últimos 20 años, Echo Flight ha hecho posible que los trabajadores humanitarios lleguen a las zonas más apartadas. Hoy en día, una flota de 6 aviones opera en 3 países, la mitad en la República Democrátrica del Congo, un país casi 5 veces más grande que Francia.

“La flota ha crecido en función de las necesidades, explica Sandrine Ducroix. En estos momentos, tres aviones operan en el país. ECHO Flight facilita el trabajo de los organismos asociados a través de vuelos regulares, vuelos para transportar todo tipo de ayuda, también, para realizar evacuaciones ya sean médicas o de seguridad si la situación en el terreno así lo requiere.”

El viaje desde Nyunzu hasta Luizi a través de la jungla lleva dos horas. En este pueblo malviven unos 20 000 desplazados que huyeron de la violencia entre las tribus pigmeas y el pueblo bantú. Dejamos atrás varias aldeas calcinadas antes de llegar a nuestro destino. En Luizi, Marianne quiere comprobar cómo funciona la clínica móvil en la que trabajan miembros de su ONG.

Aid Zone - DR Congo

“Esta clínica, instalada en septiembre, es accesible dos días por semana, ¿puede hacernos un balance de la situación?”, preguna la enviada especial Monica Pinna.

“Decidimos instalar esta clínica en un lugar donde había necesidad debido al desplazamiento de la población. Aquí la gente puede recibir ayuda médica gratuita. La prioridad es otorgada a los menores de cinco años que son los más vulnerables, así como a los niños que sufren de malnutrición que recibien su ración alimentaria. Estimamos que cada semana y, en tan solo dos días, atendemos a unas 200 personas”, explica Sandrine Ducroix

Malnutrición y tenia son los principales problemas sanitarios en la zona. Francine tiene dos años y medio, su madre la trajo a pie desde su pueblo a treinta kilómetros y esperó dos días a la intemperie para que fuera examinada por los médicos.

“Me fuí de mi pueblo cuando fue atacado por los pigmeos porque mataron a mucha gente. Mi hermano fue asesinado, las condiciones de vida son miserables aquí también pero no tenemos a donde ir”, se queja Mamba Bi Mloko.

“La asistencia médica y la ayuda alimentaria son claves en este trabajo humanitario. Las clínicas móviles aseguran parte del tratamiento básico que estas gentes desplazadas necesitan. Nuestra próxima etapa es Kivu del Sur. Allí veremos como un mercadillo de comida ayuda a las gentes forzadas a huir.”

El vuelo hacia Kivu del Sur nos llevó unas dos horas. Nos reunimos con Suleymane y su equipo de la ONG Acted en Kolula. Aterrizar aquí es toda una proeza debido a la orografía del terreno. Merece la pena, vamos a asistir a la quinta feria alimentaria que organizan desde que comenzaron su labor hace 10 años.

“En esta región existe un conflicto entre las fuerzas leales al gobierno y grupos de autodefensa que genera un continuo flujo de desplazados, personas muy vulnerables”, explica Souleymane Cissoko.

El equipo de Suleyman ha identificado a las familias más necesitadas, en total, unos 15 000 desplazados de diferentes zonas limítrofes se benefician de bonos para comprar comida en el mercadillo. Los vendedores han sido elegidos a través de un concurso .

Tras nuestra visita, tanto las localidades de Nyunzu como Kolula sufrieron nuevos ataques. La seguridad es tan volátil que la situación de emergencia humanitaria se ha vuelto perenne.



(“Vuelos de emergencia con ayuda a los desplazados en un país destrozado por la guerra”)

Anne & Sheila #echoflight #bushpilots tookus to #kolula. The fightto control nearbymines causes clashes and displacementeu_echo</a> <a href="https://twitter.com/ACTED">ACTED pic.twitter.com/JT5HFj9AEW

— Monica Pinna(@_MonicaPinna) 13 novembre 2016 (“las luchas por el control de las minas en la zona han provocado incidentes y desplazados”)

3 unforgettabledayson #echo #flights in #DRC w/ eu_echo</a> <a href="https://twitter.com/ACTED">ACTED bringinghumanitarianaidto remotedisplacementareas pic.twitter.com/TnWyvvyGl1

— Monica Pinna(@_MonicaPinna) 13 novembre 2016 (“Llevando ayuda humanitaria a las zonas más remotas”)
Kakuma, Kenia: el mayor campo de refugiados del mundo alberga 14.000 niños sin padres

Aid Zone

Kakuma, Kenia: el mayor campo de refugiados del mundo alberga 14.000 niños sin padres