Última hora

Leyendo ahora:

Donald Trump abre la puerta a las deportaciones masivas


EE.UU.

Donald Trump abre la puerta a las deportaciones masivas

Es una de sus promesas electorales, expulsar hasta tres millones de indocumentados. Dos decretos firmados el martes marcan un giro radical. Las órdenes ejecutivas extienden la posibilidad de expulsión inmediata a prácticamente todos aquellos indocumentados que lleven menos de tres años en el país. Además, el Departamento de Seguridad Interior tendrá más competencias y se contratarán 15.000 nuevos agentes. Los decretos no afectan a los llamados “dreamers” (soñadores), los jóvenes indocumentados que llegaron a EEUU cuando eran menores de edad.

Sean Spicer, Portavoz de la Casa Blanca:

“ El Secretario Kelly y el Departamento de Seguridad Interior han entregado varias circulares sobre la aplicación de dos de los decretos presidenciales diseñados para proteger el país. Y el Presidente ha potenciado que el Departamento de Seguridad Interior pueda aplicar las leyes migratorias existentes”

Las primeras expulsiones de la presidencia de Trump comenzaron hace dos semanas, limitadas en principio a sin papeles considerados delincuentes. Las autoridades estadounidenses no han divulgado el número exacto de deportados, pero varios senadores demócratas han pedido explicaciones al gobierno por temor a que las operaciones afecten también a inmigrantes ilegales sin causas judiciales.

En un tuit de mediados de febrero, Donald Trump respondía a las críticas y a protestas como las organizadas en Austin (Texas), diciendo que esas expulsiones respondían simplemente a la ejecución de sus promesas. “Hay que sacar a los pandilleros y traficantes”, decía.

Durante sus dos mandatos, el expresidente, Barack Obama, expulsó a algo más de tres millones de inmigrantes, con o sin antecedentes criminales. Ningún presidente ha expulsado a más personas que Obama en la historia de EE.UU. Además, el anterior inquilino de la Casa Blanca se despidió eliminando el trato preferencial a los inmigrantes cubanos al suprimir, una semana antes de su partida, la política conocida como de “pies secos/pies mojados”.

Esa política, consecuencia de la revisión de 1995 de la Ley de Ajuste Cubano, consistía en permitir el ingreso de inmigrantes procedentes de la isla solo si conseguían pisar físicamente la costa estadounidense.

ALL VIEWS

Teclear para averiguar