Última hora

Leyendo ahora:

Justicia amarga para los niños involucrados en procesos legales


Mundo

Justicia amarga para los niños involucrados en procesos legales

El sufrimiento de los niños involucrados en procesos judiciales (batallas por su custodia en los divorcios, abusos sexuales o casos de explotación) se está viendo exacerbado por problemas con la justicia, alerta un informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA, por sus siglas en inglés).

Según este documento, los menores se sienten a menudo asustados e ignorados debido a que los agentes de policía y los abogados carecen de la formación necesaria para ocuparse de ellos; eso provoca que los niños no sean escuchados correctamente y hagan frente a un proceso legal que no comprenden.

Astrid Podsiadlowski, autora del informe, ha dicho a euronews que algunos de los niños no contaron a la policía todo lo que les había ocurrido porque nadie les explicó la importancia de su declaración para procesar al delincuente. Ese testimonio, según Podsiadlowski, resulta muchas veces vital en casos de abusos sexuales porque los niños son a menudo los únicos testigos.

El informe, realizado tras entrevistar a cerca de 400 niños en nueve países de la Unión Europea, concluye que los menores no siempre se sienten protegidos por la justicia. Los niños, interrogados repetidas veces, se quejaron de un comportamiento hostil e irrespetuoso por parte de los profesionales, ya sean abogados defensores, jueces o agentes de policía.

Un niño víctima de abusos sexuales en Francia explicó a los investigadores que decidió no presentar una denuncia después de que la policía le tratara con dureza y usara repetidamente la palabra violación.

Otras víctimas de agresiones sexuales en Bulgaria se quejaron de haber sido atendidas por policías hombres aunque pidieron ser escuchadas por una mujer, lo que les hizo sentir “incómodas y cohibidas”.

Astrid Podsiadlowski, responsable de los derechos del niño en la FRA, explica que si bien es importante que se reciba al menor en un entorno acogedor, aún lo es más que la persona que le atiende le trate con respeto y le informe de forma adecuada. Por eso pide que se designen personas específicas para acompañar a los menores a través del sistema legal.

“Cuando el niño tiene a su lado un profesional la situación es muy diferente y el niño se siente mejor informado”, dice Podsiadlowski. “Pero eso no es siempre así. En algunos estados miembros como el Reino Unido o Alemania es sistemático, pero no en todas partes”.

Según el director del FRA, Michael O’Flaherty: “Estamos colocando a los niños que ya han experimentado o presenciado cosas angustiosas en una situación innecesariamente estresante (…) Tanto los responsables políticos como los profesionales tienen que asegurarse de que las ansiedades de los niños involucrados en los procedimientos judiciales se tomen en serio y se reduzcan al mínimo”.