Última hora

Última hora

Comienza la cuarta ronda de conversaciones para la paz en Siria

El enviado de la ONU advierte que puede haber actos de provocación y acusaciones mutuas, pero para él "éste es el momento de la verdad"

Leyendo ahora:

Comienza la cuarta ronda de conversaciones para la paz en Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Esta es la cuarta ronda y no será la última para negociar la paz en Siria. El conflicto dura desde hace casi seis años y ha causado cerca de 400.000 muertos.

Punto de vista

¿Que si espero un avance? No, no lo espero, pero sí que estoy empeñado en que se logre un impulso significativo.

Staffan de Mistura enviado de la ONU

Las posturas del régimen sirio y la oposición parecen, una vez más, irreconciliables.

Staffan de Mistura, el enviado de la ONU advierte que puede haber actos de provocación y acusaciones mutuas, pero para él “éste es el momento de la verdad”: “¿Que si espero un avance? No, no lo espero, pero sí que estoy empeñado en que se logre un impulso significativo.”

Staffan de Mistura se reunió hace unos días con Serguéi Lavrov. El ministro de Exteriores ruso repetía entonces que Moscú estba a favor de la participación de todas las partes en conflicto, en las negociaciones.

La aviación rusa lleva meses implicada activamente en é, tanto sobre el terreno como en las negociaciones.

En enero, coincidiendo con la época de transición presidencial en Estados Unidos, los rusos lanzaron su propia iniciativa para la paz en Siria en Astana.

La capital kazaja acogió a las partes implicadas y a las delegaciones de Iran y Turquía, creando de hecho una alianza trilateral, frente al otro eje diplomático liderado por la ONU y Estados Unidos. En Astana no estuvieron ni la delegación estadounidense ni la europea.

Las rondas de Ginebra por la paz en Siria comenzaron tras la constitución del Grupo de Acción en 2012. Hubo una segunda en enero del 14 y la tercera, hace un año.

Pero ninguna ha cambiado la situación politica y las treguas negociadas han sido sistemáticamente violadas al cabo de horas o de días.

Tras 4 años en manos de los rebeldes, Alepo ha vuelto a estar bajo el control de las fuerzas gubernamentales. El ejército de Bachar al Asad
está lejos aún de haber recuperado el control del país; aunque sus tropas han avanzado considerablemente con respecto a sus posiciones de hace tan solo unos meses, tanto en las zonas controladas por los rebeldes como en las de Dáesh.

Sigue pendiente la pregunta de si al Asad debe participar en el proceso de transición política o no. La otra incógnita es qué papel desempeñará la nueva administración Trump. La diplomacia estadounidense, proclive a un entendimiento con Moscú, se dice por ahora, favorable, a una solución política.