Última hora

Las fuerzas de seguridad nigerianas irrumpieron disparando y lanzando gases lacrimógenos en un poblado chabolista para expulsar a sus habitantes antes de la demolición. Miles de personas se han visto obligadas a dejar sus casas en la comunidad portuaria de Otodo-Gbane, en Lagos, ante el avance de las excavadoras.

A principios de noviembre del año pasado, más de 30.000 personas fueron desalojadas de esta misma comunidad, pero sus habitantes volvieron a levantar las chabolas, a pesar de la presión continua para desalojarlos de estas tierras.

Más No Comment