Última hora

Última hora

Londres da más tiempo a los partidos norirlandeses para formar un nuevo Gobierno

Vencido el plazo de las negociaciones, el ministro de Reino Unido para Irlanda del Norte ha entrado en escena y, tras descartar la celebración de otras elecciones, ha enviado un mensaje a los nacional

Leyendo ahora:

Londres da más tiempo a los partidos norirlandeses para formar un nuevo Gobierno

Tamaño de texto Aa Aa

Vencido el plazo de las negociaciones, el ministro de Reino Unido para Irlanda del Norte ha entrado en escena y, tras descartar la celebración de otras elecciones, ha enviado un mensaje a los nacionalistas del Sinn Fein y a los unionistas del DUP. “He hablado con los líderes de cada uno de los principales partidos y no he visto ganas de cambio. Mañana realizaré una declaración en el Parlamento anunciando los próximo pasos. Ahora contamos con una pequeña oportunidad para resolver las cuestiones pendientes y formar un ejecutivo”, declaraba James Brokenshire.

Por el momento, Londres mantiene la pelota sobre el tejado de los partidos regionales, hasta ahora incapaces de aparcar sus diferencias y formar un ejecutivo de poder compartido en Belfast entre protestantes y católicos.

“La decisión del Sinn Fein de bloquear la creación de un nuevo ejecutivo es muy lamentable y perjudicial para todas las personas a las que representamos”, se lamentaba la líder del Partido Democrático Unionista, Arlene Foster. “Nosotros llegamos a la negociación con la actitud correcta: con ganas de hacer que las instituciones funcionen para todos los ciudadanos. Por desgracia el DUP mantuvo su posición de bloqueo en lo referente a la política de igualdad entre las dos partes”, respondía la nueva líder de Sinn Féin en Irlanda del Norte, Michelle O’Neill.

Las elecciones autonómicas anticipadas del pasado 2 de marzo pusieron fin a la mayoría de la que gozaba el DUP sobre el Sinn Féin, con lo que la formación unionista perdió su poder de veto en algunos asuntos.

Vencido el plazo de las negociaciones para formar gobierno y para evitar suspender indefinidamente la autonomía en Irlanda del Norte, Londres ha optado por dar más tiempo.