Última hora

El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, se muestra confiado por el 'brexit'

Una de las primeras discusiones espinosas entre Londres y Bruselas para aplicar el ‘brexit’ será la factura que deberá pagar el Reino Unido para su marcha de la Unión…

Leyendo ahora:

El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, se muestra confiado por el 'brexit'

Tamaño de texto Aa Aa

Una de las primeras discusiones espinosas entre Londres y Bruselas para aplicar el ‘brexit’ será la factura que deberá pagar el Reino Unido para su marcha de la Unión Europea. Fuentes de la Comisión, la cifran entre 55.000 y 60.000 millones de euros. Algo que no desmintió su presidente, Jean-Claude Juncker. Aunque el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, no se reconone en estas cantidades y prefiere hablar de los aspectos positivos.

“Nos centramos, claramente, en lograr los mejores acuerdos posibles para el futuro de las relaciones británicas con la Unión Europea y como parte de la próxima construcción del edificio británico”, manifestó Hammond. “Lo hacemos tanto en términos de comercio internacional como de socios en los negocios. Pero también para nuestros ambiciosos planes de reforma de nuestra economía y sociedad”.

Más allá de estos buenos deseos, las consecuencias para los ciudadanos británicos se presentan más bien arduas. Un estudio del Rabobank calcula que los precios de los alimentos (frutas y verduras, flores y aceite de oliva) se encarezcan de media un ocho por ciento una vez consumado el ‘brexit’ por las importaciones sobre todo de Alemania, España y Francia. El año pasado, el Reino Unido importó alimentos por valor de 55.000 millones de euros. En un 71 por ciento de los casos, la procedencia era de la Unión Europea. No solo se prevé que se establezcan aranceles, sino que la depreciación de la libra esterlina hace más caras las importaciones.