Última hora

Leyendo ahora:

Festival de Cine sobre Derechos Humanos de Ginebra: una muestra sobre el lado oscuro del ser humano


cinema

Festival de Cine sobre Derechos Humanos de Ginebra: una muestra sobre el lado oscuro del ser humano

Desde hace 15 años el festival se celebra en el corazón de Ginebra en paralelo a la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Las películas y los debates permiten profundizar sobre el lado oscuro de los seres humanos para llamar la atención del público

Isabelle Gattiker, directora general, del certamen apunta que el objetivo del festival “es mostrar que en 2017 ya no podemos ser indiferentes, debemos comprometernos, reaccionar, cada uno dentro de sus posibilidades: apoyando a una asociación, a través de cartas denunciando lo que ocurre porque todos somos actores de este mundo”.

El premio de la Organización Mundial contra la Tortura fue a parar a manos de Manon Loizeau por su documental “Guerra Silenciada” sobre la violación de mujeres en las cárceles de Bashar Al-Assad en Siria.

La periodista franco-británica, internacionalmente conocida por sus films sobre la guerra en Chechenia y Siria, explica que el tema de las violaciones en Siria es “un crimen perfecto para el régimen porque cuando salen no pueden contarlo porque son rechazadas por sus familiares, a veces incluso cometen crímenes de honor”. Pero recuerda Loizeau que este documental no trata sobre las violaciones, sino sobre la mujer siria, “lo que tenían, sus sueños de revolución, el cambio y cómo sobreviven hoy”.

Raoul Peck recibió por su documental nominado a los Oscar I am not your Negro el premio “Gilda Vieira de Mello” en honor al funcionario brasileño de Naciones Unidas, Sergio Vieira de Mello, asesinado en Bagdad en 2003.

El documental basado en un manuscrito del escritor James Baldwin, analiza la desigualdad de derechos humanos de los negros en Estados Unidos a partir de grandes figuras como Martin Luther King, Malcom X o Medgar Evers, todos asesinados. El film también se hace eco del trato de los negros en los medios de comunicación en un país donde en ciertos contextos aún existe la segregación.

“Baldwin cuenta en el documental que para él la industria del entretenimiento, incluida la televisión, es análoga a la industria de la droga. Ver muchas horas de telerrealidad no ayuda a esclarecer las cosas, trae más ignorancia”, explica Raoul Peck .

Entre los más esperados del festival 500 años, un documental de la cineasta y activista estadounidense Pamela Yates. Es el último film de una trilogía que comenzó en 1983 y que versa sobre el genocidio maya en Guatemala. Comienza con el histórico juicio al ex dictador Rios Montt, declarado culpable de genocidio y crímenes contra la humanidad. Aunque finalmente fue recurrido por sus abogados supuso una victoria para la población indígena.

Para Pamela Yates vivimos en un momento de resistencia contra los gobiernos autoritarios en Estados Unidos, America Latina y Europa, “vemos cómo se cierran espacios conquistados por la sociedad civil. Creo que podemos aprender de la sabiduría de los mayas para organizar nuestra resistencia en el mundo”.

El documentalista camboyano, Rithy Panh también fue aclamado por la crítica durante el festival. El director cuenta con un gran prestigio internacional por sus documentales sobre el genocidio de los Jemeres Rojos en Camboya.

Selección del editor

siguiente artículo
El conflicto sirio y la guerra de Sri Lanka alzan la voz en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Ginebra

cinema

El conflicto sirio y la guerra de Sri Lanka alzan la voz en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Ginebra