Última hora

Leyendo ahora:

Las ‘Barbies’ arrasan en una liga masculina de fútbol en España


internacionales

Las ‘Barbies’ arrasan en una liga masculina de fútbol en España

Las jugadoras del AEM de Lleida “se han convertido en el referente de muchas niñas que sueñan con jugar al este deporte”, afirma su entrenador, Dani Rodrigo.

“Todavía no sois realmente conscientes de lo que habéis conseguido, de todas las barreras, tabúes y estereotipos que habéis roto”. Dani Rodrigo, entrenador del AEM de Lleida, recuerda cada una de las palabras que dedicó a sus jugadoras, todas entre los 12 y los 14 años, tras proclamarse este mes de abril campeonas de una liga masculina de segunda división infantil de Cataluña. Un triunfo que han saboreado cuatro partidos antes de terminar la competición y con unos números contundentes: de los 23 partidos jugados hasta ahora solo han perdido uno. Fue, casualmente, ante el colista del torneo, justo antes de Navidad. “Era el típico encuentro que tienes que ganar fácil y pinchamos. Nos vino muy bien para poner los pies en el suelo”, afirma Rodrigo.

Cuatro meses después, con el trofeo ya asegurado, el técnico no se cansa de repetir a las integrantes del equipo que “se han convertido en el referente de muchas niñas que sueñan con jugar al fútbol”. Y eso que al principio no fue nada fácil. “La apuesta por crear un equipo infantil de chicas que disputara una liga masculina empezó hace tres temporadas. Buscábamos un campeonato más competitivo, en el que ellas pudieran mejorar y superarse a sí mismas. Nos costó un poco convencer a los padres y hay quien pensó que estábamos locos, pero a la vista está que tomamos la decisión acertada”, cuenta José María Salmerón, coordinador general del club.

La primera temporada encadenaron una derrota tras otra. Doce meses después ya eran las terceras en la clasificación. Hoy, líderes indiscutibles de la tabla, ya casi nadie se acuerda de las dudas iniciales. “Nos están llamando de todo el mundo, de Europa, de Estados Unidos… y hasta nos han invitado a disputar un torneo en Ecuador. Estamos abrumados, no nos podíamos imaginar algo así”, reconoce Salmerón.

Lo curioso es que hace justo un año, el equipo infantil de chicas del Rayo Vallecano de Madrid consiguió algo similar y, sin embargo, pasó prácticamente desapercibido. Quizás, las recientes peleas protagonizadas por padres de jugadores de categorías infantiles, que han suscitado un gran debate en el país, han provocado que ahora se preste más atención al fútbol base. De hecho, las chicas del AEM de Lleida también saben lo que es disputar un encuentro recibiendo insultos desde la grada: “Algunos padres dicen comentarios desagradables, a veces nos afecta pero intentamos ignorarlos porque lo único que quieren es desconcentrarnos” explica Lorena Caballero, una de las jugadoras. “Lo más triste –añade Salmerón- es que en algún caso ha sido la madre quien ha soltado el comentario machista. Estamos intentando normalizarlo todo y que sea precisamente la madre es irónico”.

Este es el motivo por el que en la camiseta que el equipo lució para la celebración de la liga se podía leer una frase llamativa: “Las ‘barbies’ también juegan”. Su respuesta a todos aquellos que a lo largo de esta temporada les han gritado que dejaran el balón y se fueran a jugar con muñecas.

Lorena prefiere quedarse, sin embargo, con lo “divertido que es ganar a los chicos. Ellos son más rápidos pero tácticamente les superamos”. Fan de Carles Puyol, ex capitán del Fútbol Club Barcelona, su ilusión es convertirse en jugadora profesional del Barça. Un sueño que Dani Rodrigo sabe que solo está al alcance de unas pocas elegidas: “Hoy en día apenas hay chicas en España que puedan dedicarse a esto profesionalmente, la mayoría de las que despuntan en nuestro país tienen que irse fuera, a jugar la liga inglesa, de Estados Unidos o de Francia. Esperamos que en un futuro no muy lejano en la liga española puedan ser profesionales y vivir de esto. Al final, independientemente del sexo, no dejan de ser jugadores de fútbol”.

Estela Celada para Euronews; Fotografías: Xavier Baró

internacionales

Born on a Turkish Airlines flight at 42,000 feet