Última hora

Hungria´defiende en Bruselas su polémica ley educativa

La Unión Europea vuelve a afrontar un nuevo reto desde Hungría.

Leyendo ahora:

Hungria´defiende en Bruselas su polémica ley educativa

Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea vuelve a afrontar un nuevo reto desde Hungría. Las decenas de miles de ciudadanos que salieron a las calles de Budapest el domingo no consiguieron evitar que el presidente Janos Ader firmara un día después la polémica ley de educación superior impulsada por el Gobierno de Víktor Orbán. Cientos de académicos de todo el mundo han alzado la voz y Bruselas también ha expresado su preocupación.

La normativa afecta únicamente a la Universidad Centroeuropea, situada en la capital húngara e impulsada por el magnate estadounidense Geroge Soros. De acuerdo a la nueva legislación, los centros financiados desde el extranjero deben tener sede y programas en el país de origen. Además implicaría un acuerdo entre los Gobiernos de Estados Unidos y Hungria que es irreal porque las decisiones en materia de educación no corresponden a Washington, sino que están transferidas a los estados.

El secretario húngaro de Estado para la educación superior ha asegurado en Bruselas que el Gobierno húngaro no va a cerrar ningún centro. Según László Palkovics, la autonomía de las universidades está recogida en la Constitución y por tanto no puede ser recortada por decisiones políticas.

La CEU es el nuevo acicate de un enfrentamiento personal que viene de lejos. El ultraconservador Orban, que rechaza la inmigración. nunca ha aceptado la perspectiva de una sociedad abierta promovida por Soros.

La ley educativa húngara estará sobre la mesa de la Comisión europea esté miércoles, junto a la financiación de las ONG’s en ese país y la iniciativa ‘Parar a Bruselas’ impulsada por Orbán y que consiste en un cuestionario que se envía a los ciudadanos para que den su opinión sobre propuestas que parten de la capital europea y que afectan a la soberanía nacional en materias como inmigración o seguridad. Se trata de asuntos “con una cierta relación entre sí”, según el portavoz de la Comisión Margaritis Schinasmm, “y que serán debatidos en su conjunto”.

La controvertida ley húngara será uno de los temas a tratar en la sesión plenaria del Parlamento Europea del 26 de abril. Se trata de un nuevo escollo en las ya complicadas relaciones entre Bruselas y Budapest.