Última hora

Irán: más de 1600 candidatos a presidente

En Irán, más de 1600 personas se han registrado como candidatos para las presidenciales en un proceso que comenzó el 11 de abril y concluyó cinco días después.

Leyendo ahora:

Irán: más de 1600 candidatos a presidente

Tamaño de texto Aa Aa

En Irán, más de 1600 personas se han registrado como candidatos para las presidenciales en un proceso que comenzó el 11 de abril y concluyó cinco días después. Pero no todos participarán en la carrera hacia la jefatura del Estado; los aspirantes tienen que pasar antes el filtro del Consejo de Guardianes de la Constitución.

Dos bloques se enfrentan en estos comicios: el ultraconservador y el reformista, que renueva su apoyo a Hasan Rohaní. Para sus partidarios, el principal logro de la administración del clérigo moderado ha sido el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Hasan Rohaní, presidente de Irán: “Para los iraníes, mantener el acuerdo nuclear es uno de los asuntos más importantes en términos políticos y económicos. Y aquellos que intentan perjudicar el plan global de acción conjunta no pueden optar a ser candidatos”.

La falta de unidad podría hacer mella en el campo de los ultraconservadores, que trata de cerrar filas en torno a un único candidato, el conocido clérigo conservador Ebrahim Raisi, para tener más posibilidades de derrotar a Rohaní.

En su último discurso, en el que no se pronunció sobre el acuerdo nuclear, Raisi se mostró muy crítico con la actual situación económica en el país: “La gente se pregunta por qué hay tanto paro. Les preocupa la precariedad laboral y económica, en definitiva, su prosperidad”.

Precisamente con la promesa de crear cinco millones de empleos si es elegido, el alcalde de Teherán y exrival de Rohaní, Mohamad Bagher Ghalibaf, vuelve a probar suerte tras dos intentos fallidos, el último en las presidenciales de 2013.

Pero el nombre que ha causado más sorpresa es el Mahmud Ahmadinejad. El expresidente conservador se inscribió como candidato pese a que el líder supremo, Alí Jameneí, se lo había desaconsejado y él había aceptado, en un primer momento, no concurrir. Algunos observadores creen que el Consejo de Guardianes no le incluirá en las listas por “desobedecer”. Ahmadinejad asegura que se presenta para apoyar a su exvicepresidente que podría ser descalificado ya que pasó unos meses en la cárcel acusado de corrupción.

Javad Montazeri, Euronews:
“La elección presidencial sirve un nuevo enfrentamiento entre las dos grandes corrientes políticas en Irán: reformistas y conservadores. Las candidaturas presentadas tienen que ser validadas por el Consejo de los Guardianes de la Constitución, que en el pasado ya ha rechazado a importantes figuras políticas, privándolas de participar en los comicios”.