Última hora

Última hora

Macron: la sorprendente ascensión de un banquero antisistema.

Su perfil de rompe y rasga ha sumado adeptos en poco tiempo.¿Cómo Macron, "ni de izquierdas ni de derechas" ha llegado a ser favorito?

Leyendo ahora:

Macron: la sorprendente ascensión de un banquero antisistema.

Tamaño de texto Aa Aa

“Ni de izquierdas ni de derechas” a Emmanuel Macron se le ha calificado de “ovni político” en Francia. Hace tan solo unos meses era practicamente un desconocido en su país.

Punto de vista

Lo que llama la atención es que llegó con muy poco a su favor y se lanzó a la aventura. Hay quien ve un paralelismo entre lo que hizo y la actitud del jóven Napoleón Bonaparte, blandiendo su espada, sin más.

Anne Fulda Periodista

Su remontada espectacular responde para muchos a la necesidad de un nuevo rostro. Otros, señalan que su éxito pone de relieve el fracaso de los dos partidos principales.

De cualquier modo, la periodista Anne Fulda, que investigó al personaje – sobre el que ha escrito un libro – destaca su arrojo: “Lo que llama la atención es que llegó con muy poco a su favor y se lanzó a la aventura. Hay quien ve un paralelismo entre lo que hizo y la actitud del jóven Napoleón Bonaparte, blandiendo su espada, sin más.”

En 2012 abandonó su puesto de banquero en el sector privado y aceptó el cargo que François Hollande le proponía de titular de Economía.

En tan sólo un año demostró su temple impulsando una reforma económica, la ley Macron que se convertiría en uno de los pilares de su modelo social. Su propuesta ha atraído a figuras políticas de partidos rivales y a las bases.

Fundó su movimiento “En marcha” alegando que Francia está bloqueada desde hace 30 años y que hay que actuar y acabar con la tradicional división entre la derecha y la izquierda

A sus 39 años, su “look” juvenil y fotogénico, no ha escapado a la prensa, que se ha interesado también por su matrimonio con Brigitte Trogneux, de quien se enamoró con 17 años cuando ella – que por aquel entonces era su profesora de francés – tenía 36.

Gregoire Campion conoce a la pareja desde hace 20 años: “Pensé que era una preciosa historia de amor. Los tres hijos de Brigitte le aceptaron muy bien. Es su vida y no quiero interferir; pero creo que es realmente maravilloso. Su compromiso con ella es el mismo que él tiene con Francia”, dice.

Las voces críticas le reprochan que nunca fue elegido para su cargo. Pero el banquero antisistema ha logrado pasar de “impostor” para muchos socialistas; a ser uno de los políticos galos más populares.