Última hora

Leyendo ahora:

Francia: globalismo frente a soberanismo en la segunda vuelta de las presidenciales


Francia

Francia: globalismo frente a soberanismo en la segunda vuelta de las presidenciales

Eurófilo hasta la médula, joven y entusiasta, Emmanuel Macron representa el llamado “globalismo” frente al soberanismo que defiende Le Pen. Muy criticado al principio por la ambiguedad de su orientación política, Macron ha sabido hacer de ello una ventaja. Con los partidos tradicionales fuera de juego, su estrategia de cara a la segunda vuelta es unir a todos los franceses. “Soy, dijo tras la victoria en la primera vuelta, la voz de la esperanza de todo aquello que queremos para nuestro país y para Europa”.

Emmanuel Macron: “Es un momento inaudito en nuestra historia marcado por el terrorismo, por los retos económicos, el sufrimiento social y la urgencia ecológica, habéis respondido de la mejor forma posible: votando masivamente. Es vuestro deber proseguir este vibrante compromiso hasta el final e incluso más allá. No renunciar, no olvidar los meses en los que habéis cambiado el rumbo de nuestro país. Seguid siendo tan valiente y exigentes como hasta ahora”

Aunque decepcionada por no ser la candidata más votada, Marine Le Pen celebró el domingo un “resultado histórico” en la primera vuelta. Su partido, el derechista Frente Nacional, apuesta por salir de la UE, reforzar los controles fronterizos y frenar la inmigración: “Lo que está en juego en estas elecciones es la mundialización salvaje que amenaza nuestra civilización. Los franceses tienen una elección simple: podemos seguir por el sendero de la desregulación total, sin fronteras y sin protección con consecuencias como las deslocalizaciones, la competencia internacional desleal, la inmigración masiva y la libre circulación de los terroristas; un reino del dinero. O eliges Francia, con fronteras para proteger nuestros empleos, nuestro poder adquisitivo, nuestra seguridad y nuestra identidad nacional”.

Tras superar esta primera etapa hacia el Elíseo, la llave de la segunda vuelta la tienen en gran parte los otros candidatos que no han tardado en activar el llamado cerco republicano contra Marine Le Pen; desde el conservador Fillon hasta el socialista Hamon han pedido el voto para Emmanuel Macron.