Última hora

Leyendo ahora:

Suecia militariza la Isla de Gotland con los ojos puestos en Rusia


insiders

Suecia militariza la Isla de Gotland con los ojos puestos en Rusia

Los bosques de la Isla de Gotland, la isla más grande de Suecia, acogen un entrenamiento militar rutinario. Los soldados pertenecen al 61 batallón de defensa aérea del ejército sueco. Su base está en el continente, permanecerán aquí solo unos meses. Aunque pronto un contingente de 300 militares será enviado de forma permanente a Gotland

Mattias Ardin, el comandante regional de Gotland explica que esta decisión se debe a la inestable situación en los Países Bálticos. “Estamos viendo más maniobras militares en esta región y por eso hemos decidido ampliar la capacidad militar a toda Suecia y Gotland forma parte de esta estrategia”, afirma.

En medio del Mar Báltico, frente a los Países Báticos y el enclave ruso de Kaliningrado, esta isla de 57.000 habitantes ocupa una posición estratégica.

La hipótesis de una intervención rusa, descartada por Moscú, es bastante improbable. Pero el ejército sueco está preparado para cualquier eventualidad.

Henrik Wulf, sargento mayor del 61 Batallón de la defensa aérea sueca: “este es un modelo sueco de sistema antiaéreo Hawk, que consiste en cuatro unidades de disparo, con un alcance que llega a cubrir Gotland. Podemos defendernos casi de cualquier agresión. Aunque con la armas tecnológicas y de desarrollo de hoy en día cada vez es más difícil la defensa, por ejemplo con este misil Iskander se podría llegar hasta Gotland desde Kaliningrado.”

Además de la decisión de aumentar su presupuesto militar, Suecia ha cerrado recientemente un nuevo acuerdo con la OTAN.
Aunque no forma parte de la organización, este convenio le permite, en caso necesario, desplegar tropas de la Alianza Atlántica en la isla y en todo el territorio sueco.

Valérie Gauriat, reportera de Euronews explica quqe Gotland se convertirá en septiembre en el centro de operaciones de unas maniobras militares de envergadura, con unos 200.000 soldados además de otras tropas llegadas de Estados Unidos, Francia, Noruega, Dinamarca y Estonia. “Nada que impresione a Moscú, que por su parte y en el mismo momento lanzará sus propias maniobras en Bielorusia y en el enclave de Kaliningrado, con 100.000 militares.”

Gotland, corazón de la defensa sueca durante la Guerra Fría, fue desmilitarizada en 2005. Tras las murallas de la antigua ciudad de Visby, la capital, la vuelta de los militares no preocupa demasiado a sus habitantes.

A Egil Falke, un vecino de la isla, le parece bueno que reconstruyan la capacidad militar en la isla. “No porque piense que hay una amenaza inminente de Rusia, en particular. No creo que esto pase, no veo ninguna razón. Pero tal vez sí ocurra algo en alguna parte del mundo que pueda tener un efecto de “bola de nieve” y pueda afectarnos.”

Para Anne Scheffer, otra residente de Gotland, está claro que cuando uno decide tener más presencia militar, tal vez es que puede pasar algo. Esas son las reglas del juego, asegura, cuando hay una escalada, otro responde. “Creo que las cosas podrían cambiar pero tampoco diría que tengo miego en este momento”.

No obstante, el estado sueco ha pedido a todos los municipios que pongan en marcha programas de defensa civil, una parte de la doctrina nacional de seguridad. El objetivo es preparar a la población para cualquier situación de crisis, incluída la militar. Se ha lanzado una campaña de sensibilización por todo el país. Christer Stolz es el encargado de la seguridad civil de Gotland.

Stolz detalla con una lista en la mano las cosas que hay que tener en una casa en el momento de gestionar una crisis: algo para la cocina como guantes, cerillas, velas. También es conveniente tener un contenedor de agua o comida en conserva, suficiente alimento para tres días.

“Se pueden dar diferentes escenarios, desde un corte eléctrico, por ejemplo, o algo que cause una crisis general en la sociedad. Estamos en una isla, en Gotland dependemos de los transportes, si se interrupen esos transportes debemos ser capaces de manejarnos durante tres o más días”, concluye el jefe de seguridad civil.

El país ha lanzado un amplio programa de rehabilitación de los refugios antiaéreos contruidos durante la Guerra Fría. Suecia cuenta con unos 65.000, el mayor número de refugios por habitante de todo el mundo. La misión de André Samuelson es verfiicar el estado de los 300 refugios que hay en Gotland. Mientras enseña el interior de unos de ellos explica a Euronews que los civiles los utilizan como zonas de almacenamiento.

“Mi trabajo consiste en verificar si hay fallos o defectos ocasionados a lo largo del tiempo. Si los pasillos y los interiores están bien, o si hay algún desperfecto. El refugio debe poder estar listo en 48 horas. Se supone que aquí caben 120 personas cuando está en uso. Deben poder sacar todo lo que hay almacenado rápidamente”, dice André.

Ese posible escenario queda lejos de las preocupaciones de estos jóvenes que visitamos durante su entrenamiento en el club de atlestismo. Sin embargo, el regreso de las tropas permanentes a la isla les da seguridad. Estos escolares ven positiva la reimplantación progresiva del servicio militar obligatorio en Suecia, en un mundo inquietante.

Johan Burvall asegura que “antes sentía que todo era distante y lejano pero recientemente el ataque terrorista en Estocolmo, nos ha conmocionado y ha hecho que empecemos a pensar más en ello”.

Para Linus Örevik “Gotland es un lugar estratégico porque está en medio del mundo. Esto está bien, peo no para nosotros, no para los que vivimos en Suecia o Gotland por eso necesitamos una buena defensa”

Tristan Cales cree que no pueden esperar sentados a que ocurra algo. “Algo va a pasar y si queremos tener una incidencia en ello, una buena opción es unirnos al ejército e intentar ayudar a nuestro país en todo lo que podamos”.

insiders

Polonia: Grupos paramilitares ganan fuerza ante el temor a Rusia