Última hora

Leyendo ahora:

Crisis educativa en Puerto Rico


internacionales

Crisis educativa en Puerto Rico

La economía puertorriqueña está arrastrando en su naufragio a la educación pública de la isla. A la baja natalidad y al éxodo de la población en edad de tener hijos se suman los severos recortes presupuestarios que están reduciendo de forma drástica el número de profesores y van a suponer el cierre de unos 170 colegios este mismo año.

“El problema comenzó hace años. Se está reduciendo la matrícula, los maestros están emigrando, se están cerrando escuelas y el salario de los maestros se ha congelado desde 2008. Aunque haya crisis en el país, tiene que haber una buena educación si queremos salir de la crisis”, afirma Aida Díaz, presidenta de la Asociación de profesores de Puerto Rico.

En apenas siete años el presupuesto dedicado a la educación se ha reducido de 3400 a apenas 2500 millones de euros. Hay 100.000 estudiantes menos matriculados. Las escuelas se vacían y cierran una detrás de otra. Omar Alruski, estudiante de la Universidad de Puerto Rico, dice que “va a haber menos clases, va a haber menos profesores”, una situación ante la que “los estudiantes pueden decidir si siguen estudiando aquí o irse del país”.

Uno de cada diez puertorriqueños ha emigrado en la última década huyendo de la crisis económica, desatada por la eliminación en 2006 de las exoneraciones fiscales a las empresas que se instalaban en la isla. Hoy, de sus tres millones y medio de habitantes, casi la mitad vive por debajo del umbral de la pobreza.