Última hora

Entrevista con el Presidente y Director General de Total, Patrick Pouyanné. Total es una agrupación de empresas dedicadas al petróleo y al gas con presencia en 130 países. Es la quinta empresa más grande de Europa y la 24ª a nivel global. El Señor Patrick Pouyanné es su Director General desde diciembre de 2015.

David Jacquot: Hola, nuestro invitado de hoy es el Presidente y Director General de Total, Patrick Pouyanné, bienvenido señor Pouyanné.

Patrick Pouyanné: Hola

DJ: Empezaremos hablando sobre la situación en Oriente Medio. Arabia Saudí y los Emiratos Árabes han roto sus relaciones diplomáticas con Catar. Esta es una parte del mundo en la que usted hace negocios y en la que está activo. Si esta crisis diplomática empeorase, ¿podría tener un impacto en su organización?

PP: Total se fundó en Oriente Medio en 1924 y es un área que conocemos bien. Hemos estado siempre presentes y establecidos en Catar, Abu Dhabi y Arabia Saudí y pronto lo estaremos en Irán. Pero en primer lugar somos una empresa de comercio, así que nos comportamos como cataríes en Catar y como iraníes en Irán, lo que significa que trabajamos en cada país basándonos en los intereses de cada uno de ellos. Lo que veo y observo con interés es que los grandes países occidentales ahora están intentando apaciguar estas tensiones que, francamente, no interesan a la mayoría de la gente porque el enemigo real a día de hoy en esta región es el Daesh y el terrorismo.

DJ: Desde el punto de vista empresarial, sabemos que Total es un negocio que participa activamente en varios países del mundo que tienen tensiones geopolíticas. ¿Cree que los riesgos a los que se enfrenta Total a día de hoy son más geopolíticos que económicos? Total sigue siendo rentable, aunque el precio del petróleo esté por debajo de los 50 dólares.

PP: Total opera donde hay petróleo y gas. No dictamos dónde los encontramos. Somos una empresa de comercio, no tenemos fuerza diplomática. El gas que se produce en Catar está conectado con Abu Dhabi a través de un tubo. Puede que tengamos que considerar que durante una crisis, ese tubo podría dejar de funcionar en ambos lados, en el del productor y en el del consumidor.

DJ: Y este no es el caso.

PP: No es el caso, no.

DJ: ¿Qué le dice a los cínicos que aseguran que las tensiones geopolíticas, independientemente de la parte del mundo en que se produzcan, van a terminar con los acuerdos de las compañías petrolíferas porque pueden alterar los resultados?

PP: Nosotros formamos parte del mercado de materias primas . La volatilidad del precio no viene motivada por la geopolítica. Lo principal es la oferta y la demanda de los mercados. Cuando hay mucha oferta y no hay suficiente demanda, los precios descienden y viceversa. Aparte de esto, el petróleo y el gas están concentrados entre 8 y 10 países que tienen el 80% de las reservas y estos países incluyen a los del Golfo, Rusia, Irán, Arabia Saudí y Estados Unidos. Encontramos ciertos poderes geopolíticos en esas zonas y eso es lo que crea la relación entre la geopolítica, el petróleo y el gas.

DJ: Después de que se levantaran las sanciones internacionales, Total fue el primero de los grandes grupos petrolíferos occidentales en crear un acuerdo de entendimiento para operar a nivel mundial en el yacimiento de gas South Pars de Irán. Mi pregunta es, ¿cuándo llegará la firma definitiva del contrato? Cuando llegarán las primeras excavaciones de Total en Irán?

PP: Firmamos un principio de acuerdo en noviembre del año pasado y fuimos los primeros en hacerlo. Realmente ya estamos operando en un yacimiento de gas que comparten Catar e Irán, que también actúa como puente entre los dos países. El acuerdo definitivo provocará un desarrollo importante del mercado iraní y de su economía y lo firmaremos en las próximas semanas.

DJ: Tenemos que hablar brevemente sobre la política exterior de Donald Trump en esta región…¿Le parece lógico y coherente que el Presidente americano haga negocios con Arabia Saudí y Catar mientras permite que aumenten las tensiones con Catar y al mismo tiempo mantiene una base militar en el país?

PP: Las cuestiones sobre la estrategia política del Presidente Trump deberían hacérselas a él. Creo que el Presidente Trump ha tropezado con una serie de asuntos diplomáticos, no estoy seguro de si podemos hablar de estrategia política. Con el tema de la política diplomática de América, vamos a tardar un poco, creo, en que esté todo en su sitio. Si se fija, verá que la principal petición que se le ha hecho a Catar estos días es que deje de apoyar a Hamas, que es el telón de fondo de esta crisis. Así que creo que quizá el asunto más importante en la agenda del Presidente Trump en Oriente Medio sea el problema entre Israel y Palestina, que puede que siga adelante.

DJ: En la agenda europea están las negociaciones del Brexit que se inician esta semana. Teresa May ha sido objeto de críticas, ha perdido la mayoría absoluta en las elecciones generales, ¿cree que esto puede beneficiar a Europa al mostrar las debilidades de la Primera Ministra Británica, o que por el contrario, le puede perjudicar en las negociaciones?

PP: Creo que el Brexit no es una buena solución para nadie. Ni para Gran Bretaña ni para Europa. Creo que ahora el verdadero objetivo de Europa debe ser reactivardel proyecto europeo.Gran Bretaña salió de este proyecto porque evidentemente no era muy atractivo. Pero otras naciones se quejan de la falta de un proyecto. En una zona Euro con una moneda única hay que ser claros con los ciudadanos europeos sobre las verdaderas competencias de la Comisión y sus miembros. Tenemos un continente de 500 millones de personas que es un gran mercado, pero este mercado no se explota en su totalidad. Por ejemplo, no se explota en el campo de la energía: no es lo mismo invertir en energía solar en el norte de Alemania que en el sur de España. Tampoco está bien explotado en el campo digital. ¿Por qué los actores principales en este campo son los americanos y no los europeos? No es un problema de conocimiento científico, es que el mercado estadounidense es un mercado de 350 o 400 millones que está completamente unificado. Cuando desarrollas e inviertes en América tienes acceso inmediato a este mercado. En Europa todavía hay mercados fragmentados y este es el verdadero reto.”

DJ: Viaja con mucha frecuencia a Francia, ¿piensa que la elección del Presidente Macron ha cambiado el punto de vista de los inversores extranjeros en Francia?

PP: Sí. Esta elección es un salto a la modernidad. Nuestro Presidente está en la vanguardia por su edad y su discurso. Diría que la política de Emmanuel Macron es muy diferente a la clásica liberal-socialista. Lo que está diciendo es: queremos una política abierta, abrirnos a las nuevas tecnologías, a Europa, a la pluralidad, es decir, lo opuesto a mirar solo hacia adentro. Que no nos confunda que en estas elecciones la mitad de la gente votó contra este sistema político.Sin duda nuestro país será competente y atractivo en este campo.

DJ: Esto da la imagen de una Francia que se quiere modernizar…¿Es demasiado pronto para decirlo? ¿Deberíamos ser más cautos?

PP: Lo que me sorprendió de estas elecciones y también me ha sorprendido durante varios momentos políticos, fue el debate sobre la globalización…casi el 50% de la gente votó en contra de la economía de mercado. Desde nuestro punto de vista, que hemos triunfado gracias a los beneficios de esta economía de mercado y que formamos parte de la globalización, creemos que tenemos que encontar maneras de responder y convencer a la gente que está en contra.

DJ: ¿Cuál es la reforma más urgente que debe aplicar el Presidente Macron para hacer de Francia un lugar más atractivo?

PP: El país se ha visto afectado por el desempleo juvenil. Hay que encontrar trabajo para los jóvenes. Se debe hacer todo lo posible, sin duda, para darles trabajo. Hay varios mecanismos y uno de ellos es el derecho al trabajo, que sabemos que es demasiado complicado y que muchas veces se ve afectado por la iniciativa empresarial. Por supuesto que hay que tener sistemas de protección, pero a la gente hay que darle incentivos para que trabaje y no para que se quede en casa. No es una crítica, no voy a decir que no debamos tener esa opción, pero creo que es muy importante que el país reconozca el valor del trabajo y que sea uno de sus principales activos.