Última hora

Última hora

El Ejército mata a un terrorista tras un atentado fallido en Bruselas

Leyendo ahora:

El Ejército mata a un terrorista tras un atentado fallido en Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

El incidente registrado el martes por la noche en la Estación Central de Bruselas ha sido un acto terrorista.

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"Bajé a los andenes y había un hombre gritando, hablaba de los yihadistas y en un momento dado dijo “Alá es grande” e hizo explotar una maleta pequeña"

Maquinista

La imagen que circula en las redes sociales recoge el momento en el que un hombre hace explotar una carga que llevaba en una maleta o en una bolsa, al verse sorprendido por una patrulla de soldados. Tras la detonación, los militares abrieron fuego y neutralizaron al atacante, que falleció poco después. Faltaban 10 minutos para las nueve de la noche. Ni la deflagración ni el tiroteo posterior han provocado heridos, la única víctima es el atacante. El portavoz de la fiscalía general federal belga, Eric van der Sypt, no confirma, por ahora, la identidad del individuo.

“ El sospechoso fue neutralizado por los soldados que estaban presentes en la Estación Central justo después de la explosión. Hay una investigación en marcha, pero consideramos el incidente como un acto terrorista. Afortunadamente, no hay más víctimas que el sospechoso. Todavía no hay datos sobre su identidad”, decía.

La detonación ha provocado algunos daños y los equipos de artificieros han peinado la estación durante horas a la búsqueda de más explosivos. No han encontrado ningún artefacto más. Algunos testigos presenciales, como este maquinista de los ferrocarriles belgas, aseguran que el atacante gritó “ Alá es grande” antes de la deflagración, la fórmula empleada, a menudo, en atentados suicidas islamistas.

“ Cuando bajé a los andenes había un hombre que no paraba de gritar. Estaba hablando de los yihadistas y en un momento dado dijo “Alá es grande” e hizo explotar una maleta pequeña que llevaba. Entonces, la gente comenzó a correr en todas direcciones, hubo un momento de pánico. Acto seguido, bajé a la plataforma para alertar a mis colegas para que comenzaran a evacuar la estación”

Frédéric Bouchard, jefe de la oficina de Euronews en Bruselas nos relata los momentos de tensión que se han vuelto a vivir en la capital belga, golpeada en varias ocasiones por el terrorismo en los últimos meses.

“ Me encuentro cerca del distrito turístico de Bruselas, de la Grand Place. La policía obligó a la gente a refugiarse en los restaurantes de la zona. Después, tanto la Grand-Place, como la Estación Central, fueron evacuadas. En el caso de la estación, después la cerraron al público. Igual que la estación del Norte, que se encuentra también en Bruselas, la cerraron igualmente, como varias paradas de metro. La neutralización del hombre que llevaría una bolsa con una bomba ha provocado un movimiento de pánico. Los viajeros se precipitaron por centenas para intentar salir de la estación, como nos ha confirmado la portavoz de la SNCB, los ferrocarriles belgas. Todas las personas que estaban en la estación pudieron salir y llegar a sus domicilios. Es importante saber que la Estación Central ve pasar cada día una media de 60.000 personas. Afortunadamente, la explosión se ha producido después de la hora punta, que aquí en Bruselas se sitúa entre las cinco y las seis de la tarde”

Este atentado fallido no ha provocado un aumento en el nivel de alerta, que se mantiene en la capital belga en tres puntos de una escala de cuatro. La presencia policial y militar en Bruselas es muy elevada desde la cadena de atentados que provocaron 32 muertos y más de un centenar de heridos en marzo de 2016 en el aeropuerto bruselense y la estación de metro Baalbeck. Aquellos atentados los reivindicó el grupo estado Islámico. Este último, por el momento, no. A pesar de los recientes ataques de Francia y Reino Unido no se esperaba un ataque inminente en Bélgica. No había una amenaza específica. El Gobierno ha activado el Centro de Crisis para supervisar la situación y asegura que la situación está bajo control.