Última hora

La policía belga detiene a cuatro sospechosos relacionados con el atentado frustrado en la Estación Central de Bruselas el martes pasado. Los arrestos se produjeron tras varios registros en los municipios de la capital de Molenbeek, Koekelberg y Anderlecht. La Fiscalía Federal Belga informó de que “mantenían contactos regulares” con el autor del atentado, fallecido, y que no causó otras víctimas. De la comuna de Molenbeek procedían, precisamente, los miembros del Dáesh responsables de los atentados en París en noviembre de 2015.

El autor del ataque en la estación bruselense es un marroquí de 36 años, Oussama Zariouh, que había regentado en este suburbio una tienda de móviles. (Según el alcalde, tenía un antecedente por tráfico de drogas aunque) la policía no lo tenía fichado. En su domicilio, habría fabricado el artefacto que hizo explotar en el interior de una maleta. Luego, se abalanzó contra un militar que lo abatió.