Última hora

Leyendo ahora:

La guerrilla de las FARC desaparece oficialmente como grupo armado


Colombia

La guerrilla de las FARC desaparece oficialmente como grupo armado

Colombia vive una jornada histórica con un acto simbólico en Mesetas, municipio del departamento del Meta en el centro del país, uno de los antiguos bastiones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerilla más antigua de toda América Latina que ha estado activa durante más de medio siglo. Una guerrilla que iniciará el proceso para su reinsercción y convertirse más tarde en un partido político.

Con este acto oficial se da por concluido el proceso de entrega de las armas a la Misión de las Naciones Unidas en Colombia.

El Gobierno está representado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que el pasado viernes en París, durante una visita de Estado a Francia ya proclamó el fin de las FARC como grupo armado. Esta misma mañana ha destacado la importancia de esta jornada.


Por parte de la guerrilla de las FARC participa en el acto su máximo responsable, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”. El jefe de las FARC, que desde el mes pasado estaba instalado en la Zona Transitoria de Normalización de Caño Indio, en Tibú, municipio de la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, se ha trasladado a Mesetas para el acto de entrega de las armas.

“Nos despedimos de Caño Indio y vamos rumbo a Mesetas para ser parte de un momento histórico para Colombia”, escribió en su cuenta de Twitter.


La misión de las Naciones Unidas en Colombia ha anunciado que tiene almacenadas bajo custodia 7.132 armas individuales de las FARC. “Al día de hoy, la Misión tiene almacenado el conjunto de las armas individuales de las FARC registradas: 7.132 armas, salvo aquellas que, de conformidad con la hoja de ruta, servirán para dar seguridad a los 26 campamentos de las FARC hasta el 1 de agosto de 2017”, afirmó la ONU en un comunicado. Según recordó el organismo, “la Misión de la ONU en Colombia ha estado almacenando en sus contenedores de armas” las recibidas en cada una de las 26 zonas transitorias de normalización. Las únicas armas que permanecen en poder de las FARC son aquellas usadas por los guerrilleros para la seguridad de estas 26 zonas.


Todavía quedarán por recoger las armas que las FARC aún guardan en 900 escondites, repartidos por todo el país. Una recogida que debe finalizar el próximo 1 de septiembre.

El Meta, donde tiene lugar este acto es una de las regiones con más presencia de las FARC y una de las que más sufrió el conflicto armado. Tres de las 26 zonas de normalización están en este departamento, concretamente en los municipios de Mesetas, La Macarena y Vista Hermosa. Un territorio que sembraron de minas antipersonales, artefactos que han condicionado la vida de la población durante décadas.

Después de medio siglo de conflicto armado, cuatro años de diálogos de paz en Oslo (Noruega) y en La Habana (Cuba), un referéndum que puso en riesgo el proceso y siete meses para la aplicación del Acuerdo, la guerrilla más antigua de América Latina hace entrega oficial y definitiva de sus armas. Un proceso no exento de críticas.

Este acto no supone el fin de la violencia en Colombia, todavía siguen activos algunos grupos disidentes de las propias FARC, también otra guerrilla, la del Ejército de Liberación Nacional (ELN) sin olvidar diversas organizaciones criminales, muchas vinculadas al tráfico de drogas.