Última hora

Más de veinte manifestaciones de toda índole se celebrarán este fin de semana en Hamburgo con ocasión del G20. Los organizadores estiman que unas 100 000 personas podrían participar en las marchas. La última de ellas tendrá lugar el sábado coincidiendo con la última jornada de la cumbre.

“Es intolerable que la gente no pueda acampar en la ciudad mientras todos esos líderes duermen en hoteles de lujo. Nosotros lo hubiésemos organizado todo, la ciudad no tenía que hacer nada. Es intolerable, un verdadero golpe a todos los jóvenes europeos que querían venir a manifestarse”, asegura Norbert Hackbusch de Die Linke.

“Se trata de un gran evento que dura dos días y tanto el Gobierno alemán como muchos otros políticos que asisten a la cumbre ya han dicho que no van a tomar decisiones importantes. Pero aún así la cumbre costará entre 500 y 700 millones de euros”, dice un joven.

“No soy una persona muy comprometida políticamente pero estoy aquí para protestar contra la retirada de Trump del Acuerdo de París. Creo que esa es una de las razones principales por las que estamos aquí, para impedir que se retire definitivamente ya que esa decisión sería una catástrofe para el medio ambiente”, afirma una chica.

A partir de este viernes se celebra también en Hamburgo la llamada “Cumbre de la Solidaridad Global”, un foro alternativo a la reunión de los líderes del G20.