Última hora

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha asegurado que la Unión Europea (UE) “puede esperar sentada” a que el Reino Unido le pague la factura que le exige por el brexit. Una suma que considera “exorbitante”. Es lo que dijo en la Cámara de los Comunes cuando se le preguntó por ello.

“Las sumas que propone exigir la Unión Europea a este país me parecen abusivas y creo que ‘puede esperar sentada’ es una expresión totalmente apropiada”, señaló.

Según Johnson, su país lleva gastados miles de millones de euros en su divorcio de la UE. Principalmente destinados a cubrir parte de los futuros compromisos presupuestarios contraídos con la familia comunitaria mientras formaba parte de ella.

Su ofensiva llega al día siguiente de que diputados europeos, con Guy Verhofstadt a la cabeza, coordinador para el brexit del Parlamento Europeo, criticaran en una tribuna en The Guardian que las enormes diferencias entre las propuestas realizadas por Bruselas y Londres para garantizar los derechos de las personas que viven fuera de sus países de origen, y que crearán cidadanos de primera y segunda clase.