Última hora

Los humedales de Doñana se enfrentan a un futuro incierto.
Se predice una mayor desertificación, la subida del nivel del mar de 0,5 m hasta finales del siglo y la reducción del número de humedales de agua dulce. Esto puede causar la transformación de los hábitats de aves migratorias y de especies en peligro de extinción.
Sólo los esfuerzos colaborativos de los gobiernos, la población local, la comunidad científica y las organizaciones ambientales podrían minimizar el impacto que se espera del Cambio Climático Global.