Última hora

Leyendo ahora:

Polémico código de conducta para el rescate de inmigrantes


Italia

Polémico código de conducta para el rescate de inmigrantes

El nuevo protocolo de salvamento de inmigrantes en el mediterráneo, propuesto por el Gobierno italiano, se ha encontrado con un enemigo incómodo: Ni más ni menos que Médicos Sin Fronteras, que este lunes decidía no firmar dicho acuerdo. La razón, su rechazo absoluto a uno de los 13 puntos que conforman este código de conducta, el cual habla de dejar subir a bordo a agentes armados. Para la ONG francesa, el tolerar algo así violaría todos sus principios.

“Nada va a cambiar porque no hayamos firmado”, decía Gabriele Eminenti, de Médicos Sin fronteras, a la salida del ministerio de Interior. “Porque incluso antes de que naciera este protocolo ya había leyes nacionales e internacionales que regulan las actividades de búsqueda y rescate que son jerárquicamente superiores y que siempre hemos respetado y respeteramos”.

Para la ONG alemana Jugend Rettet, otra de las no firmantes, “el código de conducta también debería incluir a la misión de la Unión Europea EUNAVFOR MED y a la agencia Frontex, porque la mayoría de las veces no los vemos en el área de búsqueda y rescate. Creemos que para que el acuerdo sea lo más eficaz posible todos los actores deberían estar alrededor de la mesa”.

El llamado código de conducta establece una serie de normas a cumplir por las ONG, como tener siempre encendido el radar de localización, no emitir señales que puedan alertar a los traficantes de personas o no entrar en aguas libias.

Entre los firmantes si está Save the children: “No habríamos firmado si un solo punto hubiera comprometido nuestro trabajo”, señalaba su director en Italia, Valerio Neri. “Esperamos que esto termine con toda la polémica sobre las ONG, que la verdad es algo bastante absurdo en comparación con lo que pasa en el mar, donde está muriendo gente”.

El ministerio de Interior italiano insiste en que las ONG que no firmen este modus operandi de 13 puntos quedaran excluídos del sistema organizado para el salvamento en el mar. Una solución que no contentaría a nadie y que algunos no se pueden permitir.