Última hora

De costa a costa, el eclipse solar fascina a los estadounidenses

Leyendo ahora:

De costa a costa, el eclipse solar fascina a los estadounidenses

Tamaño de texto Aa Aa

De costa a costa, el eclipse solar ha fascinado a los estadounidenses.

Durante 92 minutos, el día se hizo noche en una franja de 100 kilómetros. Hacía casi un siglo que no se daban las condiciones para un fenómeno astronómico de esta importancia.

“Te quitas las gafas y parece que es de noche. Es difícil describir la corona solar, no se puede describir. Ha sido magnífico estar aquí”.

“Ha sido increíble, maravilloso. Cómo me gustaría volver a ver algo así de nuevo, pero ya no va a ser posible, así que me alegro mucho de haber cogido el día libre en el trabajo”.

El eclipse solar ha, prácticamente, paralizado el país con millones de personas mirando hacia el cielo. En Estados Unidos el ciclo ha durado hora y media. Entre los numerosos curiosos que pasaron la tarde mirando al cielo estaba Donald Trump, que ignorando la regla número uno de seguridad para ver eclipses, dirigió su mirada al cielo sin ningún tipo de protección durante unos segundos. Acto seguido, un asistente le pasó unas gafas especiales, tras recordarle que era peligroso mirar directamente al sol.


En Europa también se ha visto parcialmente. Solo unos minutos en algunas partes de España y Francia.