Última hora

El Home Office envía cartas por error amenazando con deportar a ciudadanos de la UE

Leyendo ahora:

El Home Office envía cartas por error amenazando con deportar a ciudadanos de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

El Ministerio británico del Interior se ha disculpado después de que se enviaran por error un centenar de cartas a ciudadanos de la Unión Europea, en las que se les ordenaba abandonar el país o enfrentarse a una eventual deportación.

La investigadora finlandesa Johanna Holmberg lanzó la voz de alarma después de recibir una carta en la que se le invitaba a abandonar el Reino Unido en un mes o convertirse en una persona “susceptible de retención” o de ser deportada.

Holmberg vive en el Reino Unido desde el pasado agosto con su marido, de nacionalidad británica.

La causa podría ser el hecho de que intentara conseguir el “certificado de persona cualificada” que confirma el derecho de una persona a vivir y trabajar en el Reino Unido. Hizo la demanda después del referendum sobre el ‘brexit’ y esta la fue rechazada por un error informático.

Como de todas formas al ser ciudadana europea no lo necesitaba no siguió insistiendo. Hasta que ha recibido la carta.

El “Home Office” ha reconocido el error y asegura estar intentando averiguar urgentemente por qué ha ocurrido. “Estamos contactando a todas las personas que han recibido esta carta para asegurarles que pueden ovlidarse de su contenido. Queremos dejar totalmente claro que los derechos de los ciudadanos de la UE residentes en el Reino Unido no han cambiado”.

La institución ha publicado un comunicado ante la alarma que había generado la noticia.


El error podría quedar en una anécdota si no fuera por la incertidumbre que rodea a la situación de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido y a la de los británicos residentes en los países de la UE. La normativa es una de las monedas de cambio en las difíciles negociaciones sobre la desconexión del Reino Unido de la Unión Europa que se iniciaron tras el voto del pasado mes de junio.

El Gobierno británico ha prometido que los europeos no necesitarán visado para visitar el Reino Unido, pero podría imponer trámites burocráticos a los ciudadanos de la UE que quieran trabajar o estudiar.