Última hora

TV Boy, artista urbano: “Es más fácil pedir perdón que permiso”

El polémico beso entre el Papa Francisco y Donald Trump y el del jugador del Fútbol Club Barcelona Leo Messi y su gran rival del Real Madrid Cristiano Ronaldo son dos de sus obras más famosas.

Leyendo ahora:

TV Boy, artista urbano: “Es más fácil pedir perdón que permiso”

Tamaño de texto Aa Aa

El polémico beso entre el Papa Francisco y Donald Trump y el del jugador del Fútbol Club Barcelona Leo Messi y su gran rival del Real Madrid Cristiano Ronaldo son dos de sus obras más famosas.

El artista urbano Salvatore Benintende, cuyo nombre artístico es TV Boy, cada día tiene más reconocimiento internacional y ya ha escrito su firma en las paredes de ciudades como Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, Roma, Barcelona, Copenhague o Beirut.

Ha retratado, siempre con ironía, a las alcaldesas de Barcelona, Madrid y Roma como si fueran la superheroína Wonder Woman, a Angela Merkel con un cierto parecido a Terminator, a Vincent Van Gogh o Frida Kahlo haciéndose un selfie o a Pablo Picasso como si fuera un grafitero militar. Entre los personajes que ha plasmado en las paredes no faltan Salvador Dalí, Prince, David Bowie, Amy Winehouse, Kim Yong-un o Barack Obama.

Las obras se exponen en la galería Imaginart de Barcelona, donde también hay piezas de precursores del street art como Keith Haring, Jean Michel Basquiat y Banksy.

TV Boy's art

Una gorra y gafas de sol para evitar multas

TV Boy, italiano residente en Barcelona, prepara sus obras en casa y las engancha en las paredes, normalmente con una gorra y bajo las gafas de sol para ocultar su identidad. Se expone a sanciones e incluso ya ha tenido que pagar una multa de 300 euros.

Afirma que, si quisiera, podría pedir permiso, pero, teniendo en cuenta la burocracia que conlleva, prefiere actuar libremente, instalando las obras donde le plazca, respetando siempre los edificios históricos y las paredes antiguas o nuevas. “La calle me ha dado a conocer públicamente, ofreciéndome la oportunidad de exponer en galerías. Si me pillan, acepto y pago”, explica. “A veces es más fácil pedir perdón que pedir permiso”.

TV Boy

Objetivo: acercar el arte a la ciudadanía

Con su llamado ‘urban pop art’ TV Boy pretende “acercar el arte a la gente que no está acostumbrada a entrar en los museos o las galerías”, porque, asegura, “se están convirtiendo en lugares elitistas”.

Uno de sus logros, explica, es haber inculcado el gusto por el arte urbano a un policía cuyo trabajo es perseguir a los que pintan o enganchan carteles en las paredes. Mientras cumplía con su trabajo, el agente descubrió a artistas que le cautivaron y empezó a coleccionar láminas de algunos de ellos. Incluso encargó un mural a TV Boy. Sin embargo, sonríe, “si un día me ve, me tendrá que multar”.

Besos que no dejan indiferente

El beso entre polos opuestos es un recurso habitual de TV Boy. El más controvertido, entre Trump y el Papa, cerca del Vaticano, pretende transmitir “un mensaje positivo, sobre cómo el pontífice perdona al presidente de Estados Unidos por todo lo que está haciendo”. El artista quería mostrar cómo, al final, “los buenos perdonan a los malos”.

Menos divergencias ha creado el tierno beso entre Messi y Ronaldo, en Barcelona. “Quería dar un mensaje de paz, amor y unidad entre dos grandes rivales el día en el que se celebraba la festividad de Sant Jordi en Cataluña y además se disputaba el partido entre el Barça y el Real Madrid”, explica. “La gente hacía cola para fotografiarse con los jugadores”.

TV Boy reconoce que algunas veces su arte es bien acogido y otras, no. Sin embargo, lo que intenta es aportar un toque de ironía a sus obras para captar la atención del público y generar debate.

A pesar de que no quiere desvelar el nombre de los protagonistas de sus próximos trabajos para mantener el factor sorpresa, avanza que tiene la intención de llevar su street art a París, Mónaco, Nápoles, Milán y Miami.

TV Boy