Última hora

Europa también tiene algo que decir en el Campeonato del Mundo de Judo

Tenía que suceder tarde o temprano.

Leyendo ahora:

Europa también tiene algo que decir en el Campeonato del Mundo de Judo

Tamaño de texto Aa Aa

Tenía que suceder tarde o temprano. Después de tres días de dominio japonés en la categoría masculina del Campeonato del Mundo de Judo, Europa ha vuelto a golpear fuerte. Un alemán en la cuarta jornada y en la quinta un serbio: Nemanja Majdov es el nuevo campeón del mundo en la categoría de menos de 90 kilos. Consiguió grandes puntos a lo largo del día, pero en la final no puntuó. No fue necesario, ya que el esloveno Mihael Zgank perdió por shido en el punto de oro.
Aunque Majdov estaba en muy buena forma, pasó el día a la sombra de su compatriota y número 1 del mundo Aleksandar Kukolj. Pero este falló y Majdov emergió y brilló como una estrella. Es una medalla histórica para Serbia que gana su primer título mundial en Budapest: hasta ahora solo se había llevado un bronce cuando todavía formaba parte de la antigua Yugoslavia. Día para recordar también para Eslovenia. Es la primera medalla que gana en la categoría masculina.

NEMANJA MAJDOV: “No puedo explicarlo porque no lo sé. Cuando era pequeño empecé a practicar judo con 6 años, mi padre era mi entrenador, yo soñaba con convertirme en campeón del mundo, pero no sabía que sería a esta edad. Tengo 21 años, este es mi primero como senior. Hace ocho semanas escribí en Instagram “El próximo campeón del mundo”. Para algunos fue divertido. “Quien no arriesga, no gana”.

Una medalla de oro, un título de campeona del mundo y una sonrisa por una lado. Por el otro, una medalla de plata y un beso. En la categoría femenina de menos de 70 kilos todo el mundo estaba feliz. La japonesa Chizuru Arai porque se convirtió en campeona del mundo. Y la puertorriqueña María Pérez también estaba feliz porque se colgó su primera medalla en esta competición. Es el segundo metal en una gran competición para Arai después de que ganara la plata en los Juegos Asiáticos. Su pelea terminó con un shime-waza, una estrangulación que dio a Japón su sexta medalla de oro de la competición.

CHIZURU ARAI: “Este es el título con el que había estado soñando mucho tiempo, así que poder ganar este Campeonato del Mundo es absolutamente increíble”

Nuestro invitado VIP en esta jornada fue el holandés Robert van de Walle, campeón olímpico en Moscú en 1980 y doble subcampeón del mundo.

ROBERT VAN DE WALLE: “Lo que queda es la amistad entre los deportistas después de todas estas experiencias de las peleas, cuando ganan, cuando pierden…y eso para mí es lo más importante y veo que todavía existe. Veo que los deportistas se miran unos a otros durante el primer día, saben que tienen que medirse, luego pelean, pero después se dan la mano y creo que esa amistad dura para siempre, para toda la vida.”

La cubana Kaliema Antomarchi eliminó a la húngara número 4 del mundo Erdelyi-Joo Abigel en la segunda ronda. Después de casi 5 minutos de punto de oro y 9 minutos de pelea, la cubana logró un ippon y sorprendió tanto a su rival como al público húngaro. Ejecutó un barrido al pie fantástico para llevarse el bronce.