Última hora

Como viene haciendo con asiduidad desde que era una niña, la reina Isabel II de Inglaterra ha asistido a los juegos anuales de las Highlands, en la ciudad de Braemar (Escocia). Su primera cita con esta tradición que se remonta a la Edad Media fue en 1933. Isabel II tenía 7 años. En esta ocasión la soberana ha asistido acompañada de su marido, el duque de Edimburgo, de su hijo, el príncipe Carlos, y su hija, la princesa Ana. Entre 15.000 y 16.000 personas han acudido a los juegos de este año, animados por una jornada soleada.

Más No Comment