Última hora

Frontera México-EEUU: la denuncia de una mirada

Leyendo ahora:

Frontera México-EEUU: la denuncia de una mirada

Tamaño de texto Aa Aa

El artista callejero francés JR ha instalado una foto gigante de un niño en el lado mexicano de la frontera con Estados Unidos entre Tecate y
San Diego.

La mirada del niño por encima del acero que divide a México de su vecino del Norte, es, para el fotógrafo, un esfuerzo por iniciar un debate sobre la inmigración: “Como artista me parece asombroso que esto llegue en un momento en el que crea más diálogo porque la idea misma está en plantear preguntas, lo que no tengo son respuestas”.

La imagen del niño curioso tiene algo más de veinte metros de altura y estará en pie todo el mes.

Del lado estadounidense algunos vecinos quieren más muro.

Del lado estadounidense de la frontera, Becky Beret, quiere más muros: “Necesitamos una valla más grande en la frontera, no aquí mismo, sino en otros sitios porque nos han robado cosas en la propiedad y vivimos justo al lado de la frontera, así que”.

En el lado mexicano de la frontera, Lizzy Higareda, la madre de Kikito, el niño de un año que sirvió de modelo, entiende la instalación como la mirada inocente a una situación desesperada: “Finalmente el arte está para ser interpretado, los inmigrantes que ven el mural ven todo lo que pasa: el dolor, la tristeza, la desesperación que perciben en ese inocente rostro de bebé y siento que está ahí cuando digo: vaya.”

La presentación de esta instalación coincidió con la decisión del gobierno Trump de suprimir el programa federal de ayuda a los niños de familias de inmigrantes.