Última hora

Son más de un millón y la mayoría votará como sus padres

Estos jóvenes están haciendo campaña frente a un centro comercial del distrito de Neukölln, en Berlín.

Leyendo ahora:

Son más de un millón y la mayoría votará como sus padres

Tamaño de texto Aa Aa

Estos jóvenes están haciendo campaña frente a un centro comercial del distrito de Neukölln, en Berlín. Se trata tradicionalmente de un barrio obrero y de izquierdas de la capital alemana pero los jóvenes están entregando bolsas con información en favor de los demócratas-cristianos conservadores.

En Alemania no tienen ni a Bernie Sanders ni a Emanuel Macron ni a Jeremy Corbyn. En cambio, los sondeos de opinión muestran que los jóvenes aquí votarán como sus padres, y ni siquiera muy diferente a cómo lo hicieron o hacen sus abuelos.

“En Alemania, tenemos muchas más posibilidades para los jóvenes. La educación y la formación son buenas. Considero que tenemos perspectivas más esperanzadoras que en otros países”.

Aunque la baja tasa de desempleo juvenil no es el único punto a favor. Estos voluntarios de la CDU acababan de comenzar el colegio cuando Angela Merkel ganó sus primeras elecciones en 2005. Desde entonces se ha ocupado de una interminable lista de problemas: el fracaso financiero, la crisis del euro, la guerra en Ucrania, la migración masiva, el Brexit y ahora el mandato de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos.

Merkel ha sido una voz tranquila para los jóvenes votantes durante la mayor parte de sus vidas.

“En los últimos 12 años la canciller ha actuado con calma y corrección en cada crisis, como en la del euro o en la de los refugiados. Y creo que este sentimiento de estabilidad y seguridad es muy importante para muchos jóvenes. Ella mira hacia el futuro y actúa con un objetivo político sostenible en mente”.

Una líder moderada

A veces es fácil olvidar que Angela Merkel lidera un partido conservador. La CDU y su partido hermano bávaro, la CSU, se opusieron al matrimonio homosexual hasta hace apenas unos meses y los partidos a menudo hacen campaña en torno a ideales conservadores como el orden público y los valores familiares.

Pero, al mismo tiempo, Merkel ha adoptado posiciones más izquierdistas como el fin de la energía nuclear y, por supuesto, el apoyo a los refugiados. Algunos expertos en encuestas de opinión creen que esto ha provocado que los jóvenes vuelvan a acercarse a su partido.

“Hace unos 20 años, al final de su mandato, Kohl no era muy querido por los jóvenes… digámoslo así. Pero ése no es el caso ahora. Con Merkel los jóvenes no ven mal el voto conservador porque ella misma es muy moderada. El partido quizás no lo es tanto, pero Merkel, que es el rostro público del partido, es una canciller muy moderada”, dice Rainer Faus, director del Instituto de Investigación Pollytix.

Pero,¿qué pasa entonces con la oposición?

El partido socialdemócrata SPD también está cuidando a los votantes jóvenes. Muchos de ellos se presentan en los discursos del líder Martin Schulz y el partido está llevando a cabo una campaña de medios sociales orientada a la juventud. Pero esto puede que no sea suficiente.

“Se suponía que debía traer nuevos votantes jóvenes al partido para ser el Macron de Alemania pero, según las encuestas de opinión, los demócratas-cristianos de Angela Merkel siguen liderando entre los más jóvenes”.

Entonces, ¿qué fue lo que hizo mal Schulz?

Los jóvenes activistas del SPD en la manifestación en Potsdam creen que Schulz, que asumió el partido en marzo de este año, aún no ha dado la oportunidad de dejarse conocer.

“La mayoría de los jóvenes alemanes que están interesados ​​en política se centran principalmente en la política nacional. Martin Schulz procedía de la Unión Europea, era presidente del Parlamento Europeo. Creo que la gente no sabe mucho de él. Y ahora tiene ya poco tiempo para darse a conocer y desde luego los jóvenes no han podido saber de verdad quién es”, sentencia Lena Cociani.

Las elecciones alemanas están al caer y más de un millón de jóvenes tendrán la oportunidad de estrenarse como votantes.

A tenor de lo visto parece que Merkel le ha ganado la partida a su oponente pero no nos apresuremos y dejemos que sean las urnas las que dicten sentencia.