Última hora

Última hora

Todas las miradas se centran en Alternativa para Alemania

La formación de extrema derecha que se opuso al rescate del euro de la canciller Merkel ha conseguido entrar en el Parlamento.

Leyendo ahora:

Todas las miradas se centran en Alternativa para Alemania

Tamaño de texto Aa Aa

Un partido atrae todas las miradas en las elecciones alemanas: Alternativa para Alemania. Se ha convertido en el primer partido de extrema derecha en entrar en el Parlamento alemán desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Comenzó en 2013 como un partido conservador, contrario al euro y a Europa. La formación se opuso al rescate del euro de la canciller Merkel. En 2014 entró en varias asambleas regionales y en la Eurocámara.

Alexander Gauland, de 71 años, ha liderado junto con Alice Weidel, de 38 años, la carrera por el Parlamento alemán.

Björn Höcke, dirigente de la formación en Turingia, calificó el monumento a las víctimas del Holocausto como una vergüenza.

El partido expone abiertamente en estos carteles mensajes antimusulmanes. En su programa electoral exige el cierre inmediato de las fronteras para detener lo que denomina inmigración en masa incontrolada.

Desde que comenzó la crisis de refugiados en 2015 el partido se ha vuelto cada vez más crítico con el islam. La mayoría de los partidos acogieron bien la llegada de los refugiados pero esta formación se opuso y con eso consiguió más popularidad.

“El problema de los refugiados ya no es un asunto de los partidos alemanes sino de los votantes. Eso quiere decir que los alemanes están buscando un partido que se ocupe de este tema y que se tome en serio las inquietudes”, ha dicho Timo Lochocki, de la Fundación Hanns-Böckler.

Pero eso solo no explica el éxito del partido. Según la fundación, la insatisfacción general de los ciudadanos desempeña un papel fundamental. Sienten que los políticos ya no se interesan por ellos.

Una clase media-baja, fundamentalmente masculina, y también personas cualificadas de ámbos géneros que ganan más dinero conforman el perfil de los votantes de Alternativa para Alemania.


Captando el voto indignado y de los sectores más radicales, se han convertido en la tercera fuerza del Bundestag.

“Como aparentemente somos el tercer partido político de Alemania el próximo gobierno que se cree tiene que estar preparado porque lo vamos a perseguir, vamos a perseguir a la señora Merkel o a quien sea, los perseguiremos”, dijo Gauland, tras darse a conocer los sondeos que les atribuyeron el 13,5% de los votos.