Última hora

El desafío independentista catalán: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

De aquellos polvos, estos lodos. Cronología de los hechos que han marcado la ruptura entre el Ejecutivo español y el catalán.

Leyendo ahora:

El desafío independentista catalán: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Tamaño de texto Aa Aa

La convocatoria del referéndum ilegal del 1 de octubre afronta la recta final, mientras la tensión se recrudece en Cataluña.

Desde la operación policial contra la organización de la consulta que se saldó con la detención de 14 organizadores, se suceden las manifestaciones a favor del voto.

Con las vías de diálogo cerradas, solo cabe esperar el choque de trenes entre el gobierno de España y el catalán. Pero, ¿cómo hemos llegado a esta situación?

“Hay un problema muy serio de encaje entre Cataluña y España”, explica el politólogo Antoni Gutiérrez-Rubí en una entrevista para Euronews. “El gobierno podrá impedirlo, podrá actuar duramente e inhabilitar a sus promotores, pero no podrá negar que hay una demanda muy mayoritaria de resolver este conflicto entre Cataluña y España a través de un formato democrático”.

Para Abel Escribà Folch, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, el problema reside en la falta de comunicación entre ambos Ejecutivos.

“Es difícil hablar de un diálogo, que en la mayoría de fases no se ha producido de manera efectiva y real puesto que una parte, que controla en última instancia el poder, puede decidir unilateralmente sobre otra, la Generalitat y Catalunya en general, que representa una minoría permanente”, dijo el académico catalán a Euronews. “El referéndum es la vía de corrección de esta injusticia que altera el autogobierno sin consentimiento mutuo.”

Durante los últimos años, los desencuentros sobre temas como el Estatut, el pacto fiscal o la consulta popular del 9N han ido preparando el caldo de cultivo.

De aquellos polvos, estos lodos. El gráfico muestra una cronología de los hechos que han marcado la ruptura entre el Ejecutivo español y el catalán.