Última hora

Última hora

En el metro de París se esconde un set de rodaje

A lo largo de la historia, el metro parisino ha sido protagonista de multitud de películas.

Leyendo ahora:

En el metro de París se esconde un set de rodaje

Tamaño de texto Aa Aa

Amélie, Espías en la sombra, Cuenta atrás… A lo largo de la historia, el metro de París ha sido protagonista de multitud de películas. Cerrada en 1929, la estación Porte des Lilas acoge desde los años setenta una docena de grabaciones al año. Ahora, por primera vez desde 2012, servirá como escenario de las Jornadas Europeas del Patrimonio.

“Los directores de cine vienen aquí por diferentes razones. Trabajar en las estaciones es cómodo, nadie te molesta y queda muy colorido en el cine. Además, los trenes son manejados por equipos de conductores y técnicos especializados, no hay por qué preocuparse y es más fácil rodar aquí que en cualquier otro lugar”.

Los trenes son sólo objetos de decoración. La estación de cine no tiene nada que ver con la de transporte, aunque en la gran pantalla quede la mar de natural.

Como ésta hay un puñado de estaciones fantasma en París pero algunas, como el caso de Haxo, nunca han sido abiertas a los directores. En ella los andenes son demasiado estrechos y peligrosos para acomodar las producciones.

Otras sin embargo son el escenario perfecto. Los directores son libres de hacer lo que quieran y campan por ellas a sus anchas sin que la compañía de transportes parisinos tenga ni voz ni voto sobre lo que en ellas se rueda.

“No vamos a distorsionar una película sólo porque la RATP quiera que el escenario esté limpio y los personajes sean ejemplares. No son películas promocionales, son películas en un escenario parisino que se deben ajustar a la historia de París”.

Auténticas, pero no gratis. Se pagan unos 15.000 euros por 10 horas de rodaje.