Última hora

España, una misma preocupación y un sinfín de opiniones

Leyendo ahora:

España, una misma preocupación y un sinfín de opiniones

Tamaño de texto Aa Aa

El pueblo español, tanto en Cataluña como fuera de ella, sigue estos días con atención y preocupación los acontecimientos de uno de los asuntos más relevantes de su joven democracia. El discurso de este martes del Rey da buena cuenta de la gravedad de la situación. En Barcelona, las palabras de Felipe VI fueron, en opinión general, decepcionantes.

“Sé que mucha gente confiaba en su mediación”, nos dice Rosa, ciudadana de Barcelona. “Lo que no esperaba es que apoyara de esa manera a toda esta barbarie. Eso me ha decepcionado”.

“El Rey no habló ni de los heridos, ni de los dos millones de personas que están saliendo a la calle en este país desde hace seis años, ni de una palabra llamada ‘referendum’, opina otro barcelonés. “Estas tres cosas no se mencionaron ni un momento”.

En efecto, el discurso del Rey fue dirigido fundamentalmente al proceder de un Govern que estos días encuentra en Cataluña detractores en ambos bandos:
Laura
“Creo que se ha perdido un poco el sentido crítico por las partes independentistas. Yo soy independentista, pero creo que tampoco se ha hecho del todo bien”, reconoce Laura, estudiante.

“Pienso que el Gobierno catalán no representa a la totalidad de los catalanes, ni mucho menos, tan sólo a un porcentaje”, opina por su parte Joan Ignasi. “Y además, han manipulado muchísimo a la población, a través de movilizaciones públicas y demás. Tendrían que pensárselo”.

En Madrid, como en otras partes de España, el tema catalán es también el principal tema de debate . El anuncio de Puigdemont de declarar en cuestión de días la independencia unilateral es para muchos madrileños un movimiento sin sentido con pocos visos de llegar a buen puerto:

“Considero ricídulo estos separatismos hoy en día, en pleno siglo XXI. No lo comprendo, francamente, es estúpido”, dice Maria Luisa, madrileña.

“Es algo anticonstitucional. El presidente del Gobierno va a hacer lo posible para que no se lleve a cabo y por tanto no creo que pase nada. No tendrá ninguna trascendencia y todo se quedará ahí”, opina por su parte Patricia, otra joven de la capital.

Según una encuesta realizada por El País una semana antes del referendum, el 61% de los catalanes considera que la consulta no es válida. Tras los resultados del domingo, el Govern continúa no obstante con sus intenciones separatistas.