Última hora

Incertidumbre en la tierra del cava

Leyendo ahora:

Incertidumbre en la tierra del cava

Tamaño de texto Aa Aa

Cataluña puede quedarse sin uno de sus símbolos de identidad, el cava, que además es uno de los productos que más exporta.

Los dos buques insignia de este vino espumoso, Freixenet y Codorníu, amenazan con sacar su sede social fuera de esta comunidad autónoma si se declara la independencia unilateral.

En Sant Sadurni d’Anoia, la tierra del cava, sus vecinos votaron masivamente a favor de la independencia en el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre, pero en sus calles se respira un cierto nerviosismo por la creciente incertidumbre política y económica y la fuga de empresas de Cataluña.

“Mucho. Me preocupa mucho, porque, la verdad, igual que se van las empresas se irán los trabajadores”, dice José López Muñoz, exempleado de una bodega local.

“A mí no me preocupa mucho lo que se dice ahora, actualmente, que las empresas trasladen su domicilio social, porque creo que no es un problema grave. Pero, ya se irá viendo… Lo que no me parece bien es que el Gobierno haga un decreto ‘ad hoc’ para que se vayan, pero eso, cada uno que haga lo que quiera. En este caso, yo tengo muy claro lo que quiero y lo que no quiero, y ya está”, declara Montse, abogada.

“¿Me preocupa? Bueno, empresas como Freixenet y Codorniu sí que son bastante grandes, pero a mí no me afecta demasiado personalmente. Me preocupan más los bancos que las bodegas, la verdad”, señala Joanna Nogués, estudiante.


La principal preocupación de las empresas catalanas es perder la protección de las leyes y derechos de España y de la Unión Europea. Una Cataluña independiente quedaría fuera del bloque comunitario y debería solicitar la adhesión, un proceso largo e incierto.